{"multiple":false,"video":{"key":"oVAaE2p4fi","duration":"00:21:43","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Debate entre Patricia Muñoz y Carol Bown por derechos de la niñez (21:43)

En prisión preventiva quedó una mujer formalizada por matar a su conviviente en el sector de Piedra Azul, en Puerto Montt.

El hecho ocurrió durante la madrugada del viernes 7 de agosto, cuando ambos se encontraban compartiendo y bebiendo alcohol en la casa que compartían.

Según indicó la fiscal Pamela Salgado, de acuerdo a la versión de la mujer, la víctima le habría propinado un golpe de puño en el rostro que le provocó la pérdida de una pieza dental.

En ese contexto, la imputada tomó un cuchillo y arremetió contra la víctima, propinándole dos estocadas en la zona cervical que dieron muerte al hombre.

Lee también: Manifestación en Curacautín termina con sustracción de tres bustos de próceres chilenos

Su hijo de 13 años fue testigo ocular de los hechos y relató que vio a su madre sobre su padre, apuñalándolo en dos ocasiones.

“En la audiencia de formalización la defensa planteó la teoría de legítima defensa. Sin embargo, discrepamos de esa información por una razón fundamental. Primero, porque la imputada no tiene otra lesión en el cuerpo que no sea la que provocó la caída de la pieza dental y tampoco refiere que la víctima le haya agredido con algún arma”, sostiene la fiscal.

“Eso significa que no hay un elemento fundamental de la legítima defensa, que es la necesidad racional del medio empleado para repeler el ataque”, agrega.

Desde la Fiscalía indican que investigaron los hechos de violencia intrafamiliar que denunció la imputada, no obstante, desestimaron la legítima defensa y la formalizaron por el delito de parricidio en grado de consumado.

Lee también: Con videollamadas y una biblia: Así pasa los días Martín Pradenas en prisión preventiva

“Ella habla de muchos episodios de violencia, que él era un hombre muy agresivo con ella. Sin embargo, su hijo, en sus 13 años de vida solamente recuerda cuatro episodios de violencia de él hacia ella”, acota la fiscal.

Asimismo, aclaró que las denuncias previas encontradas resultan ser dos: una en el año 2011 de ella hacia él y una en 2009 en donde ella fue acusada de VIF por su madre.

La Fiscalía determinó un plazo de 120 días para llevar a cabo la investigación. La mujer arriesga penas que podrían llegar al presidio perpetuo calificado.

Tags:

Deja tu comentario