{"multiple":false,"video":{"key":"b460XBNieC","duration":"00:05:24","type":"video","download":""}}

Una madre (54) y su hija (18) fueron encontradas sin vida la noche del lunes en su domicilio en Quilicura, en la Región Metropolitana, ambas con lesiones cortopunzantes.

De acuerdo al fiscal adjunto de la Fiscalía Centro Norte, Felipe Olivarí Vargas, los antecedentes recabados hasta el momento indicarían que se trata de un delito de parricidio y homicidio, ya que “todo apuntaría a que el hijo y hermano de las víctimas las habría apuñalado y les habría dado muerte”.

Al momento de la llegada de la Brigada de Homicidios de la PDI, el joven de 21 años se encontraba en el segundo piso “con sangre en sus manos”. Al interior del inmueble se encontraron “evidentes signos” de que se había producido una pelea.

Al ser consultado sobre lo que pasó, el joven habría confesado informalmente que tras una pelea había acuchillado a su madre y a su hermana.

Lee también: Joven de 18 años murió tras impacto de “bala loca”: El disparo habría ingresado a su dormitorio

El sujeto fue conducido en primera instancia a una centro de asistencia primaria de salud y posteriormente fue derivado al Hospital San José debido a sus lesiones, sobre las que se investiga su fueron autoinfligidas o propinadas en defensa propia por parte de las víctimas.

El subcomisario de la PDI Vicente Torres González afirmó que se pudo determinar que “el imputado estuvo ingiriendo al menos alcohol” y no descartó que haya estado bajo la influencia de alguna sustancia psicotrópica.

Además, confirmó que el joven no cuenta con antecedentes policiales y que la familia no había presentado ninguna denuncia por violencia intrafamiliar.

Según información del fiscal Olivarí “hay varios cuchillos en la casa, todos con rastros de sangre, es un hecho basta macabro, de hecho. También hay indicios al parecer de algún tipo de delito sexual, se está todo eso investigando”.

Lee también: Detienen a presunto autor de homicidio en Tiltil: Era su amigo

De acuerdo al subcomisario Torres, en tanto, “no se podría acreditar ni descartar el abuso o violación en contra de las víctimas”.

Los cuerpos tienen una data de muerte de más de 12 horas, lo que sumado a versiones de vecinos que escucharon una pelea, lleva a pensar a los investigadores que el crimen ocurrió a eso de las 7:00 AM del lunes.

La pena para el delito de parricidio parte en los 15 años y un día y va hasta el presidio perpetuo calificado.

Tags:

Deja tu comentario