{"multiple":false,"video":{"key":"czke6pnnG3L","duration":"00:18:49","type":"video","download":""}}

Este lunes comenzó el juicio oral contra Johanna Hernández y Francisco Silva, imputados por el crimen de Nibaldo Villegas.

En la primera jornada, la ex pareja del profesor de Villa Alemana entregó su declaración y responsabilizó a Silva, su pareja, de planificar el asesinato.

Francisco empezó con el asunto de que Nibaldo no debería existir, que lo iba a desaparecer, yo no le tomé importancia (…) Dentro de esos lapsus, de febrero a julio, Francisco me cambió el número de teléfono tres veces, porque no le gustaba que yo tuviera contacto con Nibaldo. Yo igual se lo daba porque era el papá de mi hija”, aseguró.

Luego, agregó que Silva la controlaba respecto a sus vestimentas y conversaciones. “Hice un contrato de sumisa, donde él era el que decidía qué ropa ponerme, qué comer, con quién hablar, manejaba mis claves de Facebook. Cuando no estábamos juntos, el día que nos veíamos, él desinstalaba mi WhatsApp, lo volvía a reinstalar y recuperaba las conversaciones. Si a él no le gustaban cosas, eran golpizas que me llegaban”, añadió.

Sobre las razones que tuvo para no denunciar, sostuvo que fue porque “sentía que en verdad yo sí tenía la culpa (…) sentía que me merecía que me levantara la mano”.

Lee también: La obligó a tomar tranquilizantes: Johanna Hernández culpó a Francisco Silva de planear asesinato de Nibaldo Villegas

Respecto al crimen del profesor, en agosto de 2018, recordó que estuvo con él.

“(Nibaldo) me dijo que iba a subir, que iba a colocar una película en el data arriba en el dormitorio. Yo rápidamente me puse a preparar la malta con huevo que había traído, estaba corriendo el tiempo (…) La película no funcionó, así que nos pusimos a comer sushi y alrededor de los cinco o diez minutos Nibaldo ya no coordinaba sus movimientos. Se quedó dormido, cayéndose de la cama (…) Lo acomodo, lo grabo que está roncando, le saco la otra foto y se la mando a Francisco”, dijo.

Posteriormente, agregó: “Francisco llegó con una mochila, sacó un polerón negro, se sacó su ropa de trabajo y saca uno de los cuchillos cocineros que teníamos en el lavaplatos. Lo quedo mirando y le digo ‘¿qué vas a hacer?’ y me dice ‘tú quédate tranquila acá abajo y hace lo que te mandé, no preguntí más huevadas’ (…) se escucharon golpes en las paredes, en el suelo y escuché cuando Nibaldo dijo ‘qué hací, hueón enfermo’. Después de eso, Francisco bajó todo ensangrentado. Llegó al lado mío, en la mano tenía el cuchillo, estaba todo lleno de sangre y le digo ‘¿qué hiciste, hueón?’ y me dice ‘este conchesumadre despertó así que le corté el cogote. Quedé en estado de shock y me dijo ‘quédate tranquila y préndeme un cigarro’. Se escuchaba cómo Nibaldo se quejaba. Dijo que iba a subir, que le iba a enterrar un cuchillo pa’ que dejara de sufrir”, explicó llorando.

Lee también: Ley Nibaldo: Presentan proyecto para aumentar penas por maltrato a cuerpo sin vida

También, Johanna decidió pedirle perdón a la familia de Nibaldo. “Sé que el perdón no me lo van a dar, pero entiendo mucho su dolor”, manifestó entre lágrimas.

La defensa de Hernández pide absolución definitiva de la imputada por el delito de parricidio.

En tanto, se espera que la jornada del martes Francisco Silva, imputado por homicidio, declare en el Tribunal Oral en lo penal de Viña del Mar.

Tags:

Deja tu comentario