La modelo argentina, Sabrina Sosa, sufrió un violento asalto la noche de este viernes en los estacionamientos del Mall Plaza Norte, ubicado en la comuna de Huechuraba.

El hecho ocurrió cuando un grupo de delincuentes la abordó y le robó su auto tipo SUV, Chevrolet Tracker, en el que se encontraba su hijo de tres años.

De acuerdo al relato de la esposa de Claudio Valdivia, luego de acomodar al niño en el asiento trasero, e intentar cerrar la puerta del piloto, Sosa notó que no podía. Entonces, se dio cuenta que estaban forzando la puerta desde afuera. 

Lee también: “Antes de que seas de otro, serás mía”: Condenan a padre que violó a su hija menor de edad tras enterarse que pololeaba

“Siempre elijo estacionamientos frente a las entradas. En esta entrada y salida de gente, se cruzan tres chicos, niños. Unos 11, 14 y 19 años”, cuenta la modelo a Radio Bío Bío.

Pasaron por el lado mio, cargué a mi hijo, se dieron la vuelta por delante. Estaba confiada, había mucha gente, cuando me voy a subir miro y me estaban teniendo (sostenida) la puerta, me decían que bajara del auto y como tenía a mi hijo en la silla no me iba a bajar”, agrega Sosa.

Yo le decía está mi bebé, no te lo puedes llevar y él intentando que me bajara. Forcejeamos mucho, trataba de resistir y gritaba ‘ayuda, está mi bebé’, y bueno, me bajo del auto y trataba de resistir. Me daba lo mismo el auto, estaba mi hijo arriba”, relata la argentina.

Lee también: “Hay alguien en mi casa”: La llamada de un niño encerrado en su pieza a Carabineros en medio de un robo

Producto del forcejeo, la modelo incluso resultó lesionada. “Me revisaron y tengo los ligamentos cortados, así que imagínense la fuerza que hice para romperme las rodillas”, explicó.

“Forcejeamos tanto, que logró cerrar la puerta y se llevó el auto con mi hijo arriba“, detalló Sosa. Pero los minutos de desesperación fueron breves, ya que según relata la modelo, en cuestión de minutos, apareció inesperadamente la camioneta frente a ella.

“De un segundo a otro, mi auto aparece al lado mío y bajan el vidrio y me dicen ¡’sácalo, sácalo!’. Abrieron las puertas y pude sacar a mi hijo“.

Finalmente, la modelo comentó que su pequeño “está bien, pero asustado. Si bien es chiquito me vio gritar y arrastrarme. Eso él lo entiende y sabe que algo pasó. Esperemos que el susto se le pase pronto”.

Tags:

Deja tu comentario