{"multiple":false,"video":{"key":"cq35KOUIbYhCchvn23053","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

En la presente jornada se conoció el dramático testimonio de cajero quemado en Hualpén, luego que dos sujetos lo rociaran con bencina y lo prendieron cuando atendía en su puesto de un Servipag.

El hecho ocurrió el 29 de julio de 2015 y dos sujetos fueron detenidos. Uno de ellos (el mayor de los hermanos Montecinos Pinto) murió en la cárcel de Chillán al ser atacado por otros reos.

Pablo Ramírez Arias dio su declaración tras un biombo del Tribunal Oral en lo penal de Concepción, donde al ahora único imputado se le acusa de “robo con homicidio frustrado”.

“Ellos – los hermanos- no llevaban nada. Conversaron entre ellos y dejaron pasar a una señora”, dijo para comenzar, añadiendo luego que ingresaron una manguera por la ventanilla donde trabajaba.

“Sin decir absolutamente nada me rociaron con combustible. Me percaté de inmediato que era bencina… Fue muy difícil, sentí mucho miedo”, añadió afectado.

Para finalizar, expuso que uno de los maleantes le dijo “abre puerta concha… Me amenazaba con un encendedor hasta que me prendió fuego”.

Tags:

Deja tu comentario