{"multiple":false,"video":{"key":"cr12TsnPARQAchvn31169","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Apoderados, docentes y alumnos del Jardín Infantil Licanray de la comuna de Ñuñoa, iniciaron una manifestación pacífica en contra de los constantes robos de los que han sido víctima al menos 22 veces durante el último año.

La convocatoria realizada por la presidenta de apoderados, busca hacer notar esta problemática que les ha afectado con el robo de utensilios, cañerías, alimentos y tecnología presentes en el Jardín, siendo los niños más afectados por las continuas suspensiones de clases tras los asaltos.

A pesar de haber mantenido diversas reuniones con carabineros y seguridad ciudadana, los robos no se han detenido, debido a la falta de mayores elementos de seguridad en el lugar, tales como las cámaras de vigilancia, las cuales deberían ser otorgadas por la JUNJI.

Este jardín infantil no ha sido el único afectado por la delincuencia, ya que éstos son actos que se han replicado en al menos cuatro recintos más en la misma comuna.

 

 

Tags:

Deja tu comentario