{"multiple":false,"video":{"key":"cztcanJLOpb","duration":"00:07:56","type":"video","download":""}}

Cerca de 17 horas lleva perdido Tomás Bravo, el niño de 3 años desaparecido en Lebu, en la región del Biobío, luego de que acompañara a un tío abuelo Eduardo al sector de Caripilún, donde se le perdió la pista.

Estefanía Gutiérrez, su madre, contó que se enteró de la desaparición de su hijo a través de una de sus hermanas la misma noche del miércoles, quien fue alertada de la situación por el familiar que estaba a cargo del menor y que fue la última persona en verlo.

De acuerdo a su relato, Tomás y Eduardo ya iban de vuelta cuando un grupo de vacas se escaparon hacia arriba de una pendiente, por lo que el hombre intentó controlar a los animales y dejó al niño en el lugar. Al volver, ya no estaba.

Al respecto, Valentina Leal, tía del niño, detalló que a las 20:24 del miércoles el tío abuelo a cargo del menor llamó a Paz -hermana de Estefanía- para saber si Tomás estaba en la casa.

10 minutos más tarde, Paz volvió a llamar a Eduardo, cerca de las 20:35 horas, para saber si lo había encontrado. «Ahí ya nadie sabía donde estaba», declaró Valentina a Contigo en la Mañana de Chilevisión. También precisó que ambos salieron una vez terminó el partido entre Colo Colo y la Universidad de Concepción.

Lee también: #JuntosporAugusto: Padres están contra el tiempo para conseguir el medicamento más caro del mundo

«Estefanía cree que (Tomás) salió hacia la carretera y alguien pudo haberlo tomado, ese es su presentimiento», contó Valentina, quien dijo que «como familia estamos muy afligidos».

Sin embargo, no sólo están angustiados por la desaparición de Tomás. Junto a esto, la tía del menor de edad relató que «nos han apedreado al casa, tuvimos una ataque de personas extrañas. Gente que es familiar de Tomás y le gritaban asesino a mi tío y a la Estefi que no se preocupaba del niño. La gente especula cosas».

Incluso dice que a ella la agredieron, le lanzaron piedras a ella y a su vehículo durante la noche del miércoles. Según su relato, los individuos querían «lincharlos». En los registros se aprecia que las personas les decían «asesinos». Sólo cuando llegó Carabineros las personas que se agolparon fuera del hogar se dispersaron.

Actualmente, siguen los trabajos de búsqueda de Tomás en la zona, donde se han movilizado Carabineros, Bomberos y otros servicios y unidades tanto terrestres como aéreas para dar con su paradero.

Este es el lugar donde se extravió Tomás:

Tags:

Deja tu comentario