VIDEO RELACIONADO - Desaparición de Tomás: Equipos se prepararan para búsqueda nocturna (05:37)
{"multiple":false,"video":{"key":"cztkz4nCLTx","duration":"00:05:37","type":"video","download":""}}

Más de 120 horas de búsqueda no han dado con el paradero de Tomás Bravo. La desaparición de una caseta y cámaras de seguridad el viernes 19 de febrero, dos días después de perder el rastro del menor, han marcado la preocupación de la familia.

Estefanía Gutiérrez, madre del pequeño de tres años, aseguró que “con mi tío conversé. He estado muy mal, molesta y se lo dije a él, pero también él ha colaborado en muchas cosas. Ha dicho que habían cámaras, no sólo para demostrar su inocencia, es porque quiere encontrar a Tomás”.

“Mucha gente me va a cuestionar de que cómo puedo confiar en él, pero no es primera vez que él sale con mi hijo (…) ya no puedo dormir, a veces como”, contó la madre a Contigo en la Mañana. 

Lee también: Fiscal jefe de Arauco por búsqueda de Tomás: “No se descarta nada, se está investigando una presunta desgracia”

Aún así, Estefanía dijo que “mi corazón me dice que está vivo y va a llegar pronto. Tengo una ansiedad por abrazarlo”.

Ahora, la presencia y ataque de un puma formaría parte de la investigación: “es una posibilidad, porque el animal anda por acá”, especulan quienes ayudan voluntariamente a buscar al niño. Aún así, el intendente de la Región del Biobío, Patricio Khun, descartó la hipótesis.

Por otro lado, hay teorías que indican que el niño podría estar escondido por temor en un rincón del campo, la participación de terceros o un eventual accidente.

Los minutos antes de desaparecer

El miércoles 17 de febrero, Jorge Eduardo, su tío, se trasladó hacia una propiedad rural cerca de la casa de Tomás. Habría llegado hasta el lugar para trabajar en la producción de chica de manzana

A las 17:00 horas se trasladó hasta otro sector. Luego regresó a su hogar a las 18:00. En tanto, la familia de Tomás se preparaba para ver el partido de Colo Colo en el marco del Campeonato Nacional. Finalizado el partido, el pequeño de tres años habría pedido acompañar a su tío Eduardo en el arreo del ganado.

“Tomás quiso ir con él, lo vio salir y le dijo a mi hermana que quería ir y lo arregló”, contó Dafne, tía del niño.

Lee también: Defensoría de la Niñez presentó querella por la desaparición de Tomás Bravo

Supuestamente, cerca de las 20:00 horas Tomás salió con su tío. A las 21:00 Bomberos recibe el llamado de la desaparición. Finalmente, a las 23:00 horas dan aviso al equipo USAR de Concepción.

El punto cero, lugar donde desapareció el menor, está cerca de la carretera a 7 minutos y 9 segundos del comando de búsqueda donde los investigadores recorren día y noche el sector.

“Es posible que haya tomado la carretera o se fue al bosque”, dijo Elisa, abuela de Tomás. Según sus familiares, es un niño inquieto y travieso que confiaba en su tío, al que quería como su fuese su abuelo.

Lee también: “Hay maltrato a la familia”: Prima de mamá de Tomás reveló que grupo de personas amenazaron a parientes del menor

Por otro lado, el padre, Moisés Bravo, acusa que los horarios entregados por la familia materna no cuadran: “no pega ni junta, de verdad, de las 22:00 hasta las 23:00 el se fue a ver el tarot a Arauco en vez de seguir buscando y dar el aviso de inmediato. Es raro”.

Por ahora, lo último que indicaron los equipos de investigación es que un canes especializados en rastreo los llevaron hacia la autopista donde el niño habría llegado por sus propios medios.

“Se tomaron muestras, donde los canes pudieron trabajar de buena forma. Se hizo un recorrido con el tío del menor y después la perrita siguió con su rastreo y todo coincidía con lo que él iba diciendo”, señaló Francisco Candia, miembro de la ONG Grim Chile.

Tags:

Deja tu comentario