Por Equipo de CHV Noticias

Fue el lunes 12 de febrero de 2018. Habían pasado apenas dos días de la misteriosa desaparición de Fernanda Maciel (22) en Conchalí. Ese día, Luis Pettersen llegó a las inmediaciones de Chilevisión buscando ayuda mediática para dar con el paradero de su pareja, la que en ese entonces tenía siete meses de embarazo.

Así, entre búsquedas de cámaras de seguridad por el barrio, encuentros con amigos de Fernanda y apariciones en televisión, este hombre de 36 años comenzó a hacerse conocido.

Pettersem, con “m”

Poco se sabe de la vida privada de Petter, como le llaman sus más cercanos. Él mismo ha contado que nació en Brasil y tiene doble nacionalidad. Como pasó buena parte de su adolescencia en el extranjero, no hay registros de sus estudios de enseñanza básica o media en el Ministerio de Educación.

Lee también: La cronología de la misteriosa desaparición de Fernanda Maciel

Vive en una casa ubicada en Renca que estaba reacondicionando para vivir con Ferni -como él la llamaba- y su hija Josefa, que actualmente tendría 10 meses de vida. Antes de mudarse, Pettersen se quedaba donde su tía materna, Blanca Mena Arriagada, de 75 años, también en la comuna de Renca, a cinco minutos caminando del inmueble que remodelaba.

Los arreglos los realizó con sus “propias manos” y la ayuda de “unos pocos maestros”, según confesó a un equipo de Reportajes de CHV Noticias. Pese a ello, la propiedad cuenta con un jacuzzi, un sillón de $1 millón importado desde Estados Unidos, una cama mega-king y otros lujosos muebles.

También tiene un taxi de marca Hyundai modelo Elantra, en el cual -según él- obtiene una ganancia diaria de hasta $90 mil, cifra que argumenta para explicar cómo solventa sus comodidades. A ello se suman los aportes económicos que le hacen sus familiares que viven fuera de Chile.

Aunque en los medios de comunicación ha sido nombrado -una y otra vez- como Luis Pettersen (con “n”), su nombre completo es Luis Carlos Pettersem Mena (con “m”), tal como aparece en su acta de nacimiento del Registro Civil.

Es padre de un niño de 14 años que nació de una relación que tuvo en su época de veinteañero. “Yo vengo de un fracaso amoroso, donde nació mi hijo”, declaró en La Mañana, cuando se empeñaba en descartar sus celos con Fernanda.

Se sabe que su madre, Nemesia Mena Arriagada, de 66 años, vive en España y su hermano materno, en Estados Unidos. Precisamente, a principios de noviembre de 2018, cuando Pettersen publicó un misterioso mensaje en Facebook donde insinuaba que podía irse del país, aclaró que pretendía visitar a su familia en el extranjero.

Sobre su padre se sabe todavía menos, pues no aparece su nombre en el certificado de nacimiento del Registro Civil. Sin embargo, el mismo Petter ha contado que era de nacionalidad brasileña y que murió hace poco tiempo, dejando un millonario patrimonio, que incluiría una decena de propiedades en Brasil, y deberá ser repartido entre sus hijos de distintos matrimonios.

Lee también: El video que demostraría que Pettersen no estuvo en la casa de Fernanda Maciel a la hora que él dijo tras su desaparición

Un hombre solo

“Es un tipo bien introvertido, bastante solo. Tiene el apoyo familiar, pero no sé qué tan afectivo puede ser ese apoyo”, observa el perito criminalístico Francisco Pulgar, con quien ha compartido en varias oportunidades en el matinal de Chilevisión.

Esta apreciación fue confirmada por el mismo taxista. “Todos los procedimientos yo los he pasado solo. A mí nadie me ha acompañado y he estado siempre ahí”, dijo luego del cuarto interrogatorio por la desaparición de Maciel.

De hecho, cuando en una de sus entrevistas le preguntaron sobre quiénes integraban su grupo de contención, él reconoció que veía poco a sus amistades y estaba reticente a visitar lugares públicos.

“Tengo un amigo que yo había estado enojado con él. Tenía su pareja y se había ido para Argentina. Volvió y me ha dado su apoyo”, dijo en octubre pasado, la misma fecha en que admitió haber retomado el deporte.

Sin embargo, hasta ahora no ha reanudado una de sus principales aficiones: las carreras de autos. De este hobby, revelado por su tía Blanca en marzo de 2018 en el matinal, existen rastros en su cuenta de Facebook, donde fue etiquetado por un amigo en el video de un “pique” en carretera.

Quienes han compartido con él en los últimos meses, coinciden en que está sometido a mayor estrés que el resto del círculo de Fernanda.

¿La razón? No solo por su exposición mediática, que lo ha posicionado como uno de los sospechosos de la enigmática desaparición, sino además porque los avances de la investigación son entregados a la familia y no a él, dado que no tenía un vínculo legal con la joven embarazada.

“Es una persona que todavía mantiene cierta fortaleza y cordura respecto al hecho traumático que está viviendo. Hay que tomar en cuenta que en Chile las políticas públicas no están enfocadas en la contención de las víctimas colaterales, como es el caso de los familiares”, explicó el perito Pulgar.

Lee también: Los desconocidos hitos de la vida de Fernanda Maciel antes de desaparecer

Fernanda Damaris, la mujer que le cambió la vida

Luis Pettersen conoció a Fernanda Maciel cuando ella tenía 16 años. Sin embargo, recién en 2017, cuando ya había cumplido los 20, comenzaron una relación.

Según sus cercanos, fue el deporte lo que unió a esta pareja. Ambos salían a trotar, a veces en compañía de amigos, otras veces solos, hasta que terminaron enamorándose.

En los primeros meses de relación, Petter -que se ha reconocido como un hombre trabajólico- estuvo dispuesto a quitarle horas a su jornada laboral y dedicárselas a Fer, e incluso, en esa época le regaló una perrita de raza pug llamada “Simona”.

No obstante, al parecer los problemas estuvieron presentes desde el inicio. “Luis cambió, dio un vuelco muy grande desde que comenzó con esa chica. Vivía haciéndole escándalos, que se venía a meter a las tantas de la noche”, contó en La Mañana su tía Blanca, quien además reveló que en alguna oportunidad la joven desaparecida le rayó el taxi tras una discusión.

Ambos llevaban siete meses de pololeo cuando Fer quedó embarazada. Según sus cercanos, en ese momento la relación se comenzó a desgastar y, pese a los proyectos que tenían de vivir juntos, sus amigas sabían que estaba reuniendo dinero para optar al subsidio habitacional.

Valentina, hermana de Fernanda, relató que en la medida que su cuerpo iba cambiando, se fue poniendo más celosa y desconfiada. Las peleas se volvieron frecuentes, especialmente porque el taxista dejó de dedicarle el tiempo de antes.

El 15 de enero de 2018 marcó un antes y después en la relación. Ambos tuvieron una fuerte discusión en la casa de la tía de Luis, que concluyó con cuando él le pasó 3 mil pesos para que tomara locomoción.

Sin embargo, Maciel se habría resistido a irse del lugar hasta que un misterioso hombre la empezó a observar desde un taxi. Ese sería el taxista que luego la acompañó al centro asistencial, la llevó a comer y siguió en contacto con Fernanda hasta el día que desapareció.

Ese mismo hombre sería el que marcó un quiebre en esta pareja y motivaría la primera línea de investigación policial, que posteriormente se debilitó para la Fiscalía: el secuestro.

Pese a que el pololeo no era lo de antes, ellos seguían juntos y se veían “todos los días unas dos o tres horas”, según contó Luis en el matinal. Eso hasta el viernes 9 de febrero de 2018, el último día en que estuvieron juntos.

Lee también: Abogado de la familia Maciel: “Descarto cualquier vínculo con el narcotráfico en la desaparición de Fernanda”

Víctima e investigador: El rol de Pettersen en el caso

Aunque Luis Pettersen fue el primero en buscar ayuda en los medios de comunicación y salir a la calle para dar con el paradero de Fernanda, su eventual participación en los hechos no ha sido descartada por la Fiscalía. Hasta noviembre de 2018, había sido citado cuatro veces a declarar.

“Desde el primer minuto él comenzó a ser un investigador, más que una víctima secundaria y pasiva. Realizó trabajos investigativos, recopiló cámaras de seguridad, fue a poblaciones, se entrevistó con amistades, dando cuenta que se trata de una persona completamente distinta a la típica víctima secundaria en este tipo de casos”, explicó Francisco Pulgar.

“Me ha tocado que la gente en la calle me dice: ‘yo a la pareja no le creo mucho, es poco consistente’. A lo mejor esas sospechas han quedado en el subconsciente por otros casos que hemos tenido, como el caso del profesor Villegas o Viviana Haeger, donde en las parejas han resultado ser los responsables”, agregó el perito.

Pettersen es un sospechoso y lo sabe. Sin embargo, después de la última vez que lo interrogaron, donde estuvo por cerca de cinco o seis horas y le pidieron reconstruir sus últimos momentos con Fernanda, aseguró a La Mañana que él sentía que estaba “pasando de la primera a tercera línea” de las personas que están en la mira del equipo investigador.

Pese a ello, Pettersen no ha ocultado su preocupación por el futuro. “Estoy con presión mediática en televisión, el sistema nervioso lo tengo atrofiado, aunque tú no lo creas. La depresión que tengo es una de esas que aguantan, aguantan, aguantan. Pero puede llegar el momento en que voy a reventar. Mi cara de cansado, mis ojos, todo, es porque estoy cansado, no ha sido fácil”, afirmó en noviembre en el espacio matinal.

La investigación que maneja la Fiscalía Centro Norte es secreta, sin embargo, el equipo digital de CHV Noticias conversó con personas que conocen del caso y ocupó documentos públicos para construir este especial.

Tags:

Deja tu comentario