{"multiple":false,"video":{"key":"crzPFLu1nNGichvn30948","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Temor e inseguridad es lo que sienten los vecinos de los alrededores de la Legua emergencia. Se trata de residentes de edificios ubicados en la comuna de San Miguel, quienes denuncian vivir con miedo producto de las constantes balaceras, responsabilidad de bandas rivales en este conocido sector de la capital.

Claudia Negrete es una de las afectadas. Asegura que su edificio se ha convertido en el blanco de las balas de los narcotraficantes. “Uno fue en el piso diez y otro en el piso catorce, que fue afectado por un proyectil de bala cerca del mediodía”, señaló.

“Yo tengo una hija pequeña de tres años y tengo miedo que incluso se acerque al balcón”, señala la mujer quien no tiene certeza sobre cuándo se producirán las balaceras para tomar los resguardos.

Los vecinos de este edificio aseguran que las consecuencias de los proyectiles recibidos podrían ser peor, de no ser por la construcción en proceso de dos torres, que los separan de la Legua emergencia.

Según un experto en armas, los disparos que se registran en el sector corresponden a una pistola nueve milímetros, capas de recorrer una distancia de al menos un kilómetro, algo que claramente pone en peligro a los habitantes de este condominio.

Sobre los peligros de estas balas, Alejandro Rocafort, miembro del club de tiro José Miguel Carrera, afirmó que “al tocar tierra esos proyectiles lo harán a una velocidad de 250 kilómetros por hora, velocidad suficiente para que una bala atraviese un cráneo”, evidenciando el riesgo al que se enfrentan los vecinos.

Habitantes del sector, en una medida desesperada, realizar una protesta que incluyó cacerolazos, para rechazar los cuatro días de balacera que han tenido que soportar.

Tags:

Deja tu comentario