Por Alejandro Sepúlveda Jara
Agencia Uno

Si bien las altas temperaturas y la sequedad del ambiente han sido factores en la primera ola de calor de 2019, los vientos son los que más han complicado el combate a los cerca de 70 focos activos con incendios forestales que hay en la zona central del país, según la Conaf.

Te puede interesar: Fuego arrasó con 50 casas en la ciudad de Limache en medio de emergencia por siniestros forestales

Entonces, ¿de dónde surgen estas rachas de hasta 70 kilómetros por hora? ¿Por qué la brisa es más intensa por las tardes?

Por estos días coinciden dos factores en la zona central que se relacionan con el aumento en la potencia de los vientos.

1.- SURAZO. Así se conoce comúnmente el viento que se levanta por las tardes en la zona central del país, brisa que precisamente proviene desde el sur-oeste. Ese viento es generado por la circulación de la alta presión cálida que gira en el sentido contrario a las manecillas del reloj. Por eso, en el día, el viento sopla desde la costa hacia los valles.

2.- DIFERENCIA DE TEMPERATURA. A lo anterior debemos sumar el efecto de las temperaturas, muy diferentes entre las que se registran el mar (frío) y en la tierra (cálida). A mayor disparidad de temperaturas, el viento será más intenso. En este caso, ante la ola de calor que afecta la zona central, esa variable es aún más pronunciada.

¿Qué es la presión atmosférica?

En fácil, las altas y las bajas presiones son el peso de una columna de aire sobre un lugar determinado debido a la gravedad que rige a la Tierra. En la atmósfera, los gases se mueven desde las altas hacia las bajas presiones. Cuando las altas temperaturas calientan el suelo provocan que baje la presión, así, esa masa de aire cálido se expande dejando espacio para el ingreso de aire más frío.

Te puede interesar: Nuevamente el cerro Manquehue es víctima de un incendio forestal en tan solo una semana

Y, ¿por qué el viento se calma por la noche?

Simple. Porque al enfriarse el suelo, la temperatura entre la tierra y el mar tiene una menor diferencia. Así, ante esta similitud, el viento amaina sin la presencia del sol.

Tags:

Deja tu comentario