Por Bárbara Mateluna
{"multiple":false,"video":{"key":"czo6eNYRlXf","duration":"00:03:20","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Cómo armar una canasta de alimentos saludable (03:20)

En medio de la cuarentena por el nuevo coronavirus, las familias chilenas pasan mayor tiempo dentro de casa, de ahí la importancia de saber cómo aprovechar al 100% los productos que tenemos en la despensa, principalmente los alimentos frescos, como frutas y verduras, que perecen más rápido si se mantienen a temperatura ambiente.

No son tiempos para desperdiciar comida, por eso conversamos con especialistas: ¿qué hacer para extender la vida útil de frutas y verduras?

Congelar es la mejor opción

Si bien se puede refrigerar todo tipo de verduras y frutas, el nivel de humedad presente en la nevera puede, en algunos casos, acelerar o retardar su descomposición, por eso congelar los alimentos es siempre la mejor opción.

Lee también: Frutas y verduras: ¿Pueden los alimentos ser vectores del coronavirus?

La doctora Loreto Muñoz, investigadora y académica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central (UCEN), nos comenta que antes de meterlos directamente en el congelador, «se debieran lavar y picar en trocitos, es decir, si somos cuatro personas en la casa, hay que porcionar los alimentos«.

En esta línea, Úrsula Sánchez, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de Universidad de Las Américas (UDLA), recalca que lo importante es «almacenar por parte, en envases más pequeños del tamaño de una porción, de modo de descongelar solo la cantidad a consumir en ese momento. Es recomendable también rotular con la fecha de congelado lo que permite controlar el tiempo de almacenaje».

Pero ojo, porque no es solo picar, porcionar y congelar. Es necesario aquí tomar en cuenta un paso más antes de ingresar los productos al congelador: el escaldado o blanqueado.

La doctora en alimentos de la UCEN nos explica paso a paso:

  1. Se deben sumergir los alimentos en agua hirviendo entre uno a tres minutos.
  2. Luego se retiran y se les aplica agua fría o se sumergen en un recipiente con agua enfriada con hielo. Es la forma de cortar la cocción.
  3. Después de enfriarlos, se retira el agua.
  4. Se porcionan las frutas y/o verduras dentro de bolsas.
  5. Finalmente se guardan en el congelador

«Lo que estoy haciendo ahí es bajarles la carga microbiana a mis productos, además, les mejoro las condiciones de textura, realzo los colores e inactivo unas enzimas que son las que producen la oxidación», señala Loreto Muñoz.

Lee también: Hasta la puerta de tu casa: 10 emprendimientos que llevan verduras, carne o pan a domicilio

Sánchez, en tanto, entrega una lista detallada de cómo realizar el congelado correcto, usando para ello algunas frutas:

  • Plátano: lavar y limpiar, desinfectar, pelar, trozar y congelar en porciones.
  • Manzana: se recomienda deshidratar. Para ello, lavar y limpiar, desinfectar, secar, trozar en láminas y disponer sobre la lata del horno. Dejar a 55°C máximo el horno y revisar dando vuelta cada 20 a 30 minutos hasta que la fruta éste seca. Sacar y dejar enfriar, para finalmente guardar en un frasco de vidrio.
  • Pera: se recomienda deshidratar. Y realizar mismo proceso que con las manzanas.

En el caso de las verduras, Sánchez nos explica con detalle:

  • Lechuga: no se recomienda congelar ya que pierde sus propiedades físicas rápidamente. Para aumentar su vida útil, guardar en refrigerador envuelta en toalla nova húmeda.
  • Tomate: lavar y limpiar, desinfectar, pelar, trozar y congelar en porciones. Sus principales usos serian para salsas o cremas de tomate.
  • Papas: lavar y limpiar, desinfectar, pelar, dejar enteras o en cortes grandes, poner en agua hirviendo por 5 minutos y luego en agua fría con hielo hasta enfriar, secar muy bien cada unidad y congelar en porciones.

Utilizar envases inteligentes

Pero más allá de las técnicas que podamos realizar en la casa, el mercado también ofrece opciones interesantes para optimizar la vida útil de este tipo de productos. De hecho, la mismatecnología que se utiliza para los envases en los que se exporta fruta chilena al resto del mundo es la que se podría utilizar en la cocina.

Se trata de Paclife Home, un envase compuesto en su interior por una micropartícula denominada Zeolita, dicho elemento lo convierte en un envase de un plástico no común, sustentable, reutilizable y que, además, conserva frutas y hortalizas por mucho más tiempo.

Esta tecnología retrasa la maduración de la fruta y la descomposición de las verduras logrando mantener las condiciones naturales de estos productos.

«Hacemos una regulación de oxígeno, dióxido de carbono al interior del envase, donde la fruta lo percibe, baja su metabolismo, lo que permite que los productos duren mucho tiempo más», explicó Mauricio Riquelme, CEO y fundador de Paclife.

Lee también: Temperatura del refrigerador puede extender la vida del coronavirus por 14 días en alimentos

Este envase inteligente, gracias a su tecnología, permite que frutas y verduras se mantengan frescas, en promedio, hasta 20 días a partir del momento de ser guardadas.

A largo plazo, esto significa un ahorro de hasta un 30% en gastos de alimentación, ya que es reduce el desecho de productos a causa de la descomposición.

Mauricio Riquelme asegura que utilizar estos envases «va a permitir que la rúcula, la lechuga o el cilantro que no conservan su frescor más de cinco días, van a durar tres veces más, es decir entre 12 y 20 días gracias a esta tecnología«.

Un producto que además, es muy fácil de usar:

  1. Primero se debe sacar el envase.
  2. Luego, introducir los alimentos limpios y secos.
  3. Posteriormente se debe remover el aire manualmente.
  4. A continuación, gire y enrolle la bolsa.
  5. Ya para finalizar, cierre herméticamente con la cinta
  6. Y listo, a refrigerar.

La línea Paclife Home la puedes encontrar a un precio “emergencia” de $2.280 (10 unidades, cada una puede ser reutilizada hasta siete veces). Los envases se pueden adquirir desde todo Chile por medio del sitio web Paclifehome.cl.

Tags:

Deja tu comentario