{"multiple":false,"video":{"key":"VyJ9H21U","duration":"00:07:15","type":"video","download":""}}

La noche de este sábado 4 de septiembre comenzará a regir el denominado horario de verano, momento en que los relojes deberán adelantarse en 60 minutos en las regiones del país, excepto en Magallanes.

Esta situación podría provocar cambios en algunos sectores de la población, como niños en etapa escolar y adultos mayores, mientras que los especialistas advierten que no debería haber efectos en los jóvenes y adultos sanos.

La doctora Evelyn Benavides, neuróloga del programa de medicina del sueño de la Clínica de la Universidad de Los Andes, explicó que “en los adultos sanos en dos o tres días van a volver a sentirse bien y vamos a volver a tomar el horario que corresponde”

Sin embargo, advirtió que hay grupos que “están más afectados, que son los niños, los adultos mayores, la gente que ya tiene un deterioro cognitivo, una enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer y las personas que ya tiene problemas para dormir y toman medicamentos”.

Lee también: Fiestas Patrias: ¿Cuáles son los días feriados este año?

Recomendaciones para niños

La especialista recomienda a los padres adelantar el horario de dormir para los menores del hogar, debido a que, si mantienen la misma rutina, podrían tener efectos durante la semana.

“Lo ideal en niños pequeños es ir adelantando la hora de acostarse, cosa de ganar esa hora que se va a perder mañana (sábado). Esto, para que el domingo no se resienta la falta de esa hora de sueño y también la falta de hora de luz de la mañana”, dijo Benavides.

Al respecto, la neuróloga aclaró que “un niño en edad escolar debería dormir alrededor de 9 o 10 horas en la noche y sin siestas. Esto implica que debería acostarse a más tardar a las 8:30 de la noche para estar en pie a las 7:30 de la mañana. Va a ser más difícil y se puede producir una deuda de sueño, que es quedarle debiendo sueño al cerebro y eso no se puede recuperar”.

Advertencia de irritabilidad y falta de concentración

Además, la doctora señaló que una vez adelantada la hora, se podrían generar consecuencias producto de la falta de sueño. Una de ellas es la irritabilidad.

Esto también está acompañado de dolor abdominal y falta de concentración, especialmente en la mañana, por lo que llamó a tener especial cuidado a aquellas personas que manejan vehículos.

“Se ha estudiado en otros países que los primeros dos o tres días de cambio de hora se producen más accidentes de tránsito, porque uno anda más desconcentrado y con menos apetito, pero eso se va pasando en una persona sana”, advirtió.

Lee también: IFE Universal de septiembre: Estas son las fechas clave a considerar y los montos que se pagarán

¿Qué horario es mejor?

Finalmente, Benavides se refirió a los cambios de hora que se aplican todos los años en Chile, lo que podría generar confusión en la población.

A su parecer, “el horario real que nos corresponde por nuestra ubicación en el planeta es el que llamamos de invierno y es el que deberíamos mantener todo el año desde el punto de vista de la salud”.

“Lo que pasa es que en las zonas del centro sur y el extremo sur se nota más la diferencia entre el horario de invierno y de verano. Hacia el norte siempre hay más luz y no es tanto el problema. Pero sería muy importante tratar de mantener un solo huso horario”, concluyó.

Tags:

Deja tu comentario