En 2019, más de siete mil trabajadores chilenos afirmaron tener dificultades para conciliar su vida laboral y personal, según una encuesta realizada por la empresa de personal Adecco. Erik Leiva, emprendedor y experto inmobiliario, afirma que en periodo de pandemia, con todas las dificultades que impone el encierro forzado, probablemente estas cifras se duplicaron. 

Aunque hay comunas en Chile que ya están dejando el confinamiento e iniciaron el “Paso a paso” para retornar a la normalidad, muchas otras -quizás la mayoría- siguen en cuarentena obligatoria.

Esta medida sanitaria, si bien ha servido para reducir el ritmo de los contagios de coronavirus, ha tenido un profundo impacto en las vidas cotidianas de las personas. Muchos han quedado desempleados y han tenido que convivir con el encierro y las necesidades económicas. En la otra vereda, los que han conservado sus puestos de trabajo han tenido que compatibilizar las jornadas laborales con la vida personal.

Según el experto inmobiliario Erik Leiva, el hecho de alterar completamente las rutinas y pasar las 24 horas del día en compañía de sus seres queridos, teniendo que rendir adecuadamente en todos los frentes -laboral, personal y familiar-, son motivos de estrés, que probablemente se traducirá en desgano o mal humor.

“Las preocupaciones se juntan, las distracciones son mínimas y en un mismo espacio debes desempeñarte como padre, trabajador y pareja de alguien. Eso afecta mentalmente a cualquiera, agrega Erik Leiva.

Lee también: ¿Nos estamos acostumbrando al confinamiento? Estudio demuestra estabilidad emocional durante la pandemia

Una postura similar es la que plantea la psicóloga laboral Verónica Degoanni en su columna “Conciliación de la vida familiar en tiempos de pandemia con cuarentena”. Allí explica que una de las herramientas principales que deben utilizar los trabajadores para afrontar con éxito esta etapa es delimitar adecuadamente los espacios de trabajo, estudio y diversión dentro de la vivienda.

Además, la especialista aconseja generar una rutina lo más similar posible al tiempo antes de la cuarentena: levantarse a la misma hora, vestirse de la misma manera en que lo hacen para concurrir a su trabajo, además de vigilar que los hijos cumplan sus obligaciones escolares y descansen las horas necesarias.

Erick Leiva agrega que para compatibilizar la vida personal y el trabajo en cuarentena no hay recetas mágicas. “Pero si todos los miembros de una familia cumplen con su parte, sin duda es más fácil sobrellevar el día a día. Un desafío que todos debimos tomar por el bien de nuestro núcleo cercano”, agrega.

Paciencia, la virtud más relevante

Desde la otra vereda, la educadora diferencial Verenisse Sagredo, casada y madre de tres hijos, de 1, 8 y 18 años, asegura que, según su experiencia personal, lo principal para mantener una buena convivencia es cultivar una buena dosis de paciencia y optimismo.

“Afortunadamente, trato de tomarme esta etapa de la cuarentena con tranquilidad, pero también cuento con el espacio físico suficiente para trabajar tranquila. Creo que la cantidad de metros cuadrados en los que pasas tu confinamiento también influye mucho en tu estado emocional”, señala.

Los efectos que ha tenido el confinamiento en la salud mental de los chilenos se han visto reflejados en la cantidad de licencias médicas por trastornos psicológicos emitidas entre enero y abril de este año.

Según las estadísticas aportadas por la Superintendencia de Seguridad Social, las licencias asociadas a estas enfermedades crecieron un 36 %, generándose 417.301 licencias electrónicas, lo que constituye un 29 % del total de documentos recibidos.

Lee también: Posible aumento de suicidios: OMS advierte sobre consecuencias de la pandemia en la salud mental

Consciente de la relevancia que tiene esta problemática sanitaria, el Gobierno anunció recientemente el plan “Saludable-Mente”, que pretende apoyar a la población en el cuidado y protección de su salud mental a través de tres áreas clave:

1. Apoyo telefónico en el número de Salud Responde 600 360 7777.

2. Aumento en la cantidad de psicólogos que atienden en los distintos centros de salud familiar del país.

3. Plataforma web para que los beneficiarios de Fonasa puedan agendar gratuitamente consultas vía telemedicina con un psicólogo o psiquiatra que los escuche y les entregue el tratamiento adecuado.

Es importante tomar las medidas que permitan resguardar el cuidado mental de los miembros de una familia. Sin dudas la adaptación es clave y ver iniciativas que facilitan el auto cuidado, favorecen en todo aspecto a gran parte de la población.

Lee también: León Cohen analiza los desafíos del desconfinamiento: “Todos vamos a dar un paso fuera de la casa con miedo”

Tags:

Deja tu comentario