Chile es un país sísmico y como tal, ya estamos acostumbrados a los temblores que cada cierto tiempo nos sacuden, de norte a sur. Hemos aprendido a vivir con los deslizamientos de las placas, teniendo claras cuáles son nuestras zonas seguras (tanto en casa como en la oficina) y somos famosos mundialmente por mantener la calma durante estas emergencias.

Te puede interesar: Así lo vivimos en CHV Noticias: El momento exacto en que se produjo sismo 5.2 en medio de noticiero de mediodía

Sin embargo, cuando los temblores sobrepasan los 6 grados, comenzamos a cuestionarnos qué tan seguros estamos en nuestro entorno diario. ¿Qué pasa con las fachadas de vidrio de los modernos edificios de oficinas? ¿son realmente seguras? ¿los vidrios con los que construyen son especiales para sismos?

Hay que entender que existen distintos tipos de vidrios, los cuales se diferencian básicamente en la forma en la que se quiebran y en la resistencia que tienen. Por esto es de suma importancia que los cristales que se utilizan para construcciones de arquitectura sean vidrios de seguridad. Esto evitará que, si se llegasen a quebrar, salgan disparados en trozos que podrían dañar a las personas como verdaderas guillotinas.

Te puede interesar: Sismo de mediana intensidad afectó a cinco regiones de la zona central del país

Según Gonzalo Acevedo, Gerente Comercial de Vidrios Lirquén, “es importante saber, sobre todo si vas a comprar una propiedad con aplicaciones en cristal, si se usaron vidrios de seguridad o si se usaron simples vidrios corrientes. Estos últimos se astillan rompiéndose como cuchillos frente a las vibraciones de un temblor. En países desarrollados, normalmente no se utilizan vidrios crudos en zonas de riesgo.

Sin embargo, añadió Acevedo, en Chile no existe legislación que obligue a utilizar cristales especiales (templados o laminados) que se comporten de una manera diferente cuando se rompan, ya sea quedando los pedazos fijos en el marco por una lámina interna o desgranándose en partículas inofensivas. Lo que sí tenemos es normativa vigente (NCh 135), que regula el uso de vidrio en arquitectura, donde se identifican las llamadas “zonas de riesgo”, las cuales deberían usar siempre vidrio de seguridad para evitar accidentes.

Tags:

Deja tu comentario