En un mercado laboral altamente competitivo y cada vez más especializado, diferenciarse como un candidato elegible para un trabajo es un aspecto primordial. Una de las formas de hacerlo es a través de las llamadas habilidades blandas o soft skills; que son aquellos atributos sociales, comunicacionales y de personalidad que ayudan a las personas a interactuar eficazmente con otras, capacidad para trabajar en equipo, compromiso, adaptación al cambio, entre otras.

Así lo demuestra una encuesta elaborada por Spring Professional, firma de reclutamiento del grupo Adecco especializada en media y alta gerencia, a más de 3 mil ejecutivos a nivel nacional. En ella, el 21% de los consultados asegura que las habilidades blandas son la competencia más valorada por los gerentes (21%), antecedida únicamente por la experiencia laboral (68%).

Lee también: Ofrecen más de mil becas para los empleos más demandados por empresas de tecnología

“Hoy las habilidades blandas son tan importantes como las técnicas, ya que las primeras no se enseñan y responden más a un autoaprendizaje. En ese sentido, las soft skills no son fáciles de encontrar y a su vez son muy demandadas, ya que complementan el 50% de un perfil profesional que ya cuenta con conocimientos y estudios en un área específica”, comenta Xavier Michel, director de Spring Professional.

Respecto a la experiencia profesional, el experto señala que sigue siendo la cualidad más valorada porque “es la suma de tiempo y esfuerzo lo que da valor agregado a un candidato que postula a un cargo de este nivel. En general, las empresas buscan profesionales desde 5 años de trayectoria laboral para este tipo de responsabilidades, porque así aseguran que las funciones desempeñadas anteriormente estén relacionadas con lo que solicita el puesto actual”, explica Michel.

Lee también: Co-laborando, el portal gratuito ideal para las pymes en búsqueda de profesionales

Otros resultados de la encuesta arrojan que un 6,8% de las empresas considera importante la experiencia en el extranjero al momento de optar por un ejecutivo; un 5,2% valoriza el posgrado o especialización, y un 3,8% el manejo de idioma. “Que el dominio de otra lengua se encuentre en último lugar, responde solamente a una magnitud de prioridades, donde por lo general van a primar los años de trabajo comparativamente”, explica el experto de Spring Professional.

Y agrega: “Si bien en algunas empresas 100% nacionales puede no ser el factor más relevante a la hora de contratar un ejecutivo, sí es muy diferenciador en el caso de una multinacional o una compañía inserta en el mundo globalizado. Actualmente y durante los próximos años, el dominio de inglés y otros idiomas será indispensable a nivel de competitividad y talento”.

Tags:

Deja tu comentario