Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bG4qwU","duration":"00:01:47","type":"video","download":""}}

¿Qué pasó? Hubo dos fenómenos atmosféricos que se potenciaron este martes (4 de diciembre) en el interior del país, eso entre las regiones de Coquimbo y Maule. El Departamento Meteorológico de Chilevisión detalla que estos eventos son habituales a esta altura del año, sin embargo, al coincidir se generó una jornada digna de invierno a sólo un par de semanas del verano.

Te puede interesar: Y tú, ¿sabes para qué reciclas cuando reciclas? ¡Te sorprenderás!

En este caso los fenómenos atmosféricos fueron la nubosidad asociada a la vaguada costera y una baja segregada sobre el centro-norte del país.

La vaguada costera, que durante la madrugada dejó lloviznas en vastos sectores, potenció con su humedad a la ya activa baja segregada (o núcleo frío en altura) que hace días arroja precipitaciones en la cordillera de Los Andes.

Este último fenómeno genera esas nubes imponentes (que parecen coliflores gigantes y que se llaman cumulonimbus) que habitualmente cubren la cordillera andina. Esta vez al recibir humedad extra, tanto de la costa chilena como del interior de Argentina, esos nubarrones se desarrollaron a tal punto que dejaron lluvias, truenos, relámpagos y nevadas en las altas cumbres.

Te puede interesar: ¿Qué consecuencias dejará en Chile la inminente presencia del Fenómeno El Niño?

Estas lluvias sólo serán de un día, ya que a partir de este miércoles (5 de diciembre) volverá a brillar el sol y subirán las temperaturas.

¿Esto podría repetirse en un mediano plazo? Sí. Según las proyecciones del meteorólogo, Eduardo Sáez, “es muy probable que durante el verano tengamos, al menos, un fenómeno similar en el centro-norte del país. Al menos, porque las estimaciones indican que podrían ser más incluso”.

Por lo mismo deben seguir a diario los pronósticos de #ElTiempoCHV a través de sus plataformas digitales y, por supuesto, de Chilevisión y Chilevisión Noticias.

Lluvias en diciembre

Le memoria es frágil, por eso te recordamos que el 31 de diciembre de 2017, es decir, cuando nos preparábamos para los abrazos del más reciente año nuevo, también cayeron chubascos en los valles de la zona central, aunque menos que en esta ocasión.

Te puede interesar: ¡Calor de locos! ¿Son “normales” estas temperaturas tan altas en noviembre?

Antes, el 8 y el 9 de diciembre 2016, se anotaron más de 20 milímetros de agua en Santiago. Esa fue una lluvia con todas sus letras. Tal como la del 19 de diciembre de 2012, de hecho, ese día la capital acumuló casi 22 milímetros.

La lluvia más abúndate, de la cual se tengan registros para diciembre desde 1950 a la fecha, se concretó el 25 de diciembre de 1991. Ese día de Navidad, inolvidable para los mayores de 30 años, cayeron 25,6 milímetros de agua en el centro de Santiago.

Tags:

Deja tu comentario