{"multiple":false,"video":{"key":"jp3xut5X8","duration":"00:04:34","type":"video","download":""}}

En la medianoche de este sábado 6 de abril, los relojes deberán atrasarse una hora debido al inicio del horario de invierno.

Sin embargo, muchos cuestionan la real eficacia del cambio de horario. De acuerdo al Ministerio de Energía, el cambio permitirá tener más luz natural en las mañanas, lo que según estudios, es beneficioso para el bienestar de las personas.

Esta medida permitirá que el sol salga antes de las 8 de la mañana entre las regiones de Arica y el Maule.

El horario de invierno durará cinco meses, desde el 6 de abril hasta el sábado 7 de septiembre.

Sin embargo, según planteó a CHV Noticias Erwin Plett, miembro de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros de Chile, este cambio de horario ya no tiene la utilidad de antes (el ahorro en el consumo de electricidad). “Estamos moviendo a 17 millones de chilenos de un lado para otro en un cambio de horario que es absolutamente innecesario y perjudicial“, señala.

“El año pasado perdimos la oportunidad de volver a lo racional y no hacer más cambios de horarios”, asegura el experto, quien explica que Chile, por circunstancias geográficas, el huso horario que le corresponde al país es el -5, el mismo de Nueva York y Lima.

“El horario nuestro de invierno es el horario de Bolivia, el UTC-4, y el de verano es el UTC-3 de Brasil”, detalla Plett.

Complementando a este punto, el ingeniero señala: “Es muy simple: las 12 del día es cuando está el sol en el cenit, y para nosotros, las 12:00 horas es cuando está saliendo el sol por encima de la cordillera. Eso no corresponde, y por ejemplo, ni los vegetales ni los animales le hacen caso al gobierno, y por lo tanto, viven según su ritmo circadiano, que es lo que nosotros naturalmente tendríamos que hacer”.

“Estamos forzando a toda la población a levantarse más temprano de lo necesario, y eso energética mente no es relevante en absoluto”, concluye.

Tags:

Deja tu comentario