El estrés es sentir que las habilidades que nosotros tenemos sobrepasan nuestra capacidad de afrontar una situación. Es una respuesta súper normal de tu cuerpo. Sin embargo, con pequeños cambios generados por nosotros, podemos evitar sentirnos agobiados.

Pamela Quezada, mentora de psicólogas & Coach Estratégica, entrega 6 consejos para afrontar de mejor manera esta época del año.

1. Enumerar tus preocupaciones:

El estrés se genera a partir de un estímulo, el que generalmente es una idea de que algo malo va a pasar y que no estoy preparado para afrontarlo. Esto puede generar como taquicardia, sensación de presión en el pecho y angustia. En marzo estas ideas son generalmente preocupaciones de temas económicos, coordinación con la entrada de los niños al colegio, cambios en el trabajo, etc.

Quezada, recomienda identificar cuáles son tus preocupaciones con la llegada de marzo: “Recomiendo hacer una lista de pendientes y/o preocupaciones, esto va a calmar muchísimo la ansiedad, ya que a veces sentimos que tenemos muchas cosas que hacer o que hay cosas que van a salir mal y la verdad es que cuando las escribimos empezamos a ver que algunas tareas no son tan urgentes, que podemos pedir ayuda o que lo más probable es que lo que nos preocupa no suceda”.

2. Cambiar algunos hábitos

Es una buena oportunidad para revisar cómo estoy afrontando mi rutina diaria, por ejemplo, me levanto todos los días corriendo y no alcanzo a tomar desayuno o me duermo muy tarde y al otro día estoy cansado. Podemos “resetearnos” y hacer de este año un año distinto.

3. Beneficiarse con las reuniones de marzo

Lo que más estresa es sentir que hay cosas que no podemos controlar y eso se da muchísimo en el trabajo. Nos comenzamos a llenar de emails y peticiones de distintas áreas. Por lo mismo, las reuniones de planificación en marzo, son una muy buena oportunidad para poder solicitar distintos cambios de protocolo, simplificación de burocracia en la medida de lo posible y establecer colaboraciones entre áreas.

4. Botar el estrés

Hacer deportes es muy recomendado, ya que nos sentimos más ágiles, menos cansados y liberamos endorfinas. “Hacer ejercicios va a generar que la hormona del estrés que es el cortisol, que actúa como neurotransmisor en nuestro cerebro, vaya bajando”, señala la mentora de psicólogas & Coach Estratégica.

También técnicas de mindfulness (meditación) son muy recomendadas. Si el deporte o la meditación aún se te hacen difíciles de practicar, prueba con diez minutos de caminata diaria, donde te desconectes de la rutina y te conectes contigo mismo a través de música relajante o simplemente de conectar con tu respiración.

5. Planificar nuestro mes

“La invitación es a más que reaccionar a lo que está pasando, nos demos un espacio para ver cómo podemos adelantarnos y planificar ciertas cosas de una manera distinta”,  aconseja la especialista.

Por ejemplo, si a final de mes es cuando se acumulan todas las metas mensuales de venta, es posible que en vez de dejar todo a última hora, hagas planes semanales de venta y así puedes prevenir el estrés que te genera.

6. Cuidar nuestros hábitos

Debido a la presión, muchas personas en el trabajo se llenan de estimulantes cómo café y cigarro o se alimentan mal. “Recomiendo no sobreestimular tus glándulas adrenales, ya que puedes generar agotamiento y sentirte más cansado”, finaliza Pamela Quezada.

Deja tu comentario