{"multiple":false,"video":[]}

Un grupo de 10 erizos de tierra fueron puestos a dieta producto de su sobrepeso, y luego de que se comieran el alimento que las personas le dejaba en las calles a gatos y perros.

Los animales debido a su sobrepeso, ni siquiera podían convertirse en bola debido a su contextura física, en una situación que pone en riesgo su vida, ya que este mecanismo lo hacen para protegerse de los depredadores.

Este hecho se produjo en una ciudad de Israel, y según informa el portal de Antena 3, uno de ellos pesaba 1.6 kilogramos, y en dos semanas perdió solo 200 gramos.

Tags:

Deja tu comentario