{"multiple":false,"video":[]}

Una de las tradiciones arraigadas en los niños durante estas fechas es la llegada del conejito de Pascua de Resurrección con sus huevitos de chocolate. Daniela Marabolí, académica de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián nos cuenta de sus beneficios y la cantidad adecuada a ingerir.

Daniela Marabolí explica que el chocolate en sí es un alimento nutricionalmente completo, sin embargo, el valor nutricional varía de acuerdo a su contenido de cacao, “ya que a mayor proporción de pasta y manteca de cacao, que es la grasa natural extraída de la semilla de cacao, tendrá menor utilización de grasas vegetales hidrogenadas para su elaboración y por ende el producto final será de mejor calidad“.

Sin embargo, en la mayoría de los chocolates de pascua el protagonista no es el cacao, ya que están asociados a un alto aporte calórico, por su contenido de azúcar y grasa, “la mayoría contienen aproximadamente un 30% de materia grasa, un 6% de proteínas, un 61% de carbohidratos y un 3% de humedad y de minerales (hierro, fósforo y calcio), además de aportar vitaminas A y del complejo B”, explica la nutricionista.

 

Una porción de 5 huevitos de chocolate aporta aproximadamente 220 kcal, que de acuerdo a la especialista corresponden a “calorías vacías”, “porque prácticamente no poseen ningún otro nutriente; sólo contribuyen al aumento rápido de peso. Por lo mismo, un niño de 6 a 8 años y de peso normal no debiera consumir más de 3 a 5 huevitos en el día, considerando que la OMS recomienda que la ingesta de azúcar no supere el 5% de las calorías totales con el fin de reducir la obesidad, las enfermedades asociadas y las caries”.

Si un menor consume estas cantidades de chocolate es preferible que no ingieran ningún otro producto que contenga azúcar, ya que se cumpliría la recomendación máxima en el día, de acuerdo a los consejos de la académica.

 Imagen foto_00000016

  • Chocolate bueno

 

La nutricionista de la U. San Sebastián agrega que “el cacao se caracteriza por tener altos niveles de antioxidante (flavonoides) y se encuentra presente específicamente en el chocolate negro. Sus efectos positivos para la salud se generan cuando el compuesto está presente sobre un 60-70%, por ello se aconseja consumir aquellos que lo tienen”.

Entre sus beneficios destaca que ayuda a proteger la salud cardiovascular de las personas disminuyendo las probabilidades de desarrollar placas ateromatosas, que son las principales responsables de accidentes vasculares agudos, trombosis o infarto. Además, afecta muy positivamente la concentración del HDL (colesterol bueno y protector de enfermedades cardiovasculares).

 Imagen foto_00000015

  • Recomendaciones para el consumo:

1.- Proporcionar los huevitos (máximo 5 en el día) en horario de colación o como postre, para evitar la sobrecarga calórica.

2.- Realizar preparaciones con menor aporte calórico, disminuyendo el aporte de carbohidratos (como arroz, papas, fideos, pasta, pan, entre otros); y de alimentos altos en grasas, aumentando la incorporación de frutas y verduras en las preparaciones.

3.- Evitar el consumo de “comida chatarra” y de otros alimentos con contenido de azúcar durante estas fechas.

4.- Preferir comprar aquellos que contengan un 70% o más de pasta de cacao, idealmente “huecos” para disminuir el gramaje y a su vez la ingesta calórica.

5.- Preparar en casa y con los niños galletas con forma de conejo, con harina integral y chips de chocolate, endulzadas con stevia o sucralosa.

6.- Adquirir los huevitos en comercio establecido, que garantice la calidad del producto y su inocuidad.

7.- Favorecer actividades al aire libre, donde los niños se mantengan activos, para que utilicen la energía proporcionada por los huevitos de pascua y evitar aumentos de peso.

Tags:

Deja tu comentario