{"multiple":false,"video":[]}

Siguiendo al pie de la letra la rutina de su dueño, soportando el calor, frío, el hambre y los peligros. Con esa actitud y fidelidad un perro bautizado como Xiongxiong ha roto los corazones de miles de personas que han conocido su historia que se sitúa en China. 

El can, siguiendo la característica principal de los perros al pie de la letra, la fidelidad, llegaba con Chen, su dueño, alrededor de las 7 de la mañana y se quedaba en la estación de trenes hasta las 20:00 horas haciendo guardia hasta que regresara.

Según reporta Daily Mail, el animal hacía caso omiso a los llamados de otras personas que lo tentaban con comida o afecto, como si su única función fuera hacer guardia esperando el regreso del hombre.

El caso hace recordar la historia de Hachiko, quien realizaba lo mismo que Xiongxiong, pero en Japón y lo esperó en la estación, incluso cuando su dueño había fallecido.

Tags:

Deja tu comentario