{"multiple":false,"video":{"key":"csczOzT3RlrKchvn36171","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El primer ministro saliente de Italia, Paolo Gentiloni, traspasó hoy los poderes a su sucesor en el cargo, Giuseppe Conte, en una tradicional ceremonia simbólica celebrada en el romano palacio Chigi, sede del Ejecutivo.

Se trata de la conocida como “ceremonia de la campanilla”, en la que Gentiloni, del Partido Demócrata (centroizquierda) dio la campana que se emplea para abrir y cerrar los Consejos de Ministros al nuevo primer ministro como símbolo del traspaso de poderes.

El acto tuvo lugar después de que Conte y sus 18 ministros juraran ante el presidente de la República, Sergio Mattarella, en el cercano palacio del Quirinal, sede de la Jefatura del Estado.

Conte, apoyado por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y la Liga, fue recibido en el patio central del palacio romano por un piquete de honor y, tras pasar revista a los militares, acudió a la conocida como Sala de los Galeones, donde tuvo lugar el traspaso de poderes.

El primer ministro entrante y el saliente posaron juntos ante los fotógrafos, se estrecharon la mano pero no intercambiaron palabra alguna en público, aunque previamente mantuvieron un encuentro.

En los próximos días deberá someterse a la investidura en las dos sedes del Parlamento, la Cámara de los Diputados y el Senado, algo que se da por descontado pues los partidos que lo han propuesto cuentan con mayoría de escaños.

Tags:

Deja tu comentario