{"multiple":false,"video":[]}

Un inédito vuelo fue el que realizó el Boeing “Dreamliner” 789-9, propiedad de la aerolínea Qantas, que concretó un vuelo entre Los Ángeles (Estados Unidos) y Melbourne (Australia), utilizando un biocombustible a base de mostaza.

El histórico vuelo de 15 horas se efectuó el pasado 29 de enero, utilizando un compuesto de 10% de aceite fabricado a base de semillas de mostaza etíope, según informó la compañía aérea.

La utilización de este combustible hecho de mostaza redujo las emisiones de carbono a la atmósfera en 18.000 kilogramos, un 7% menos que un vuelo normal de ese tipo, según consignó el portal informativo RT.

De acuerdo con información entregada por la aerolínea, la utilización de este biocombustible podría generar un gran impacto en la reducción de emisiones de CO2 hasta en un 80%.

El vuelo se suma a una experiencia anterior impulsada por Aero Qantas y la empresa Jetstar, quienes utilizaron en 2012 una mezcla de que incluyó aceite de cocinar, logrando con éxito un vuelo que unió las ciudades de Sídney y Adelaida y Melbourne con Hobart.

Tags:

Deja tu comentario