Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bHVfrE","duration":"00:01:01","type":"video","download":""}}

¿Qué irá a pasar durante el verano? Es la pregunta que todos nos hacemos ante la gravísima sequía que padece el centro-norte del país. Lamentablemente no hay una respuesta para esa interrogante, salvo decir que la incertidumbre es total. Más aún al conocer las cifras que maneja la Dirección General de Aguas, las cuales revelan que el déficit de nieve promedia un 76% en las regiones de Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana.

La División de Hidrología de la Dirección General de Aguas, del Ministerio de Obras Públicas, cuenta con los datos de la red hidrométrica que se obtienen de las estaciones fluviométricas ubicadas en las zonas altas de las cuencas, entre los ríos Copiapó y Ñuble. “La información disponible da cuenta de la situación de sequía que vive el país, que ha provocado un déficit tanto en las precipitaciones como en la acumulación de nieve”, afirman desde el organismo.

Lee también: Y, ¿dónde está el invierno? La zona central sufre el cuarto año más seco en casi 8 décadas

Una cifra que llama la atención se anota en la cuenca del Itata en Ñuble con un saldo negativo del 89%, un registro que revela que ya no cae nieve en lugares en dónde antes lo hacía considerando los temporales que han alcanzado esa región en los meses recientes.

En el caso de la región Metropolitana, el -62% preocupa considerando que ya son diez años consecutivos de sequía y la cordillera es el principal reservorio de agua dulce para la capital. “La nieve que cae en el invierno es la que más agua aporta en la primavera”, afirmó Gino Cassasa, jefe de glaciología y nieves de la DGA a Chilevisión Noticias.

La situación es aún más preocupante al considerar que sin las precipitaciones líquidas y sólidas suficientes para los meses que vienen, entran en acción los glaciares que aún quedan en la cordillera andina.

Lee también: #EmergenciaClimática: “Estamos viviendo más allá de los últimos límites que soporta el planeta”

En marzo, Gino Cassasa detalló a #ElTiempoCHV que “el agua que consume Santiago depende en un 88% del río Maipo. Alrededor de este río hay cerca de mil glaciares que representan unos 400 kilómetros cuadrados. Estos aportan cerca de un 10% del caudal hídrico anual del río Maipo en promedio. Pero si tú tomas un año de sequía, en el verano pueden llegar a aportar hasta el 60% del agua a la cuenca”.

Hasta el momento, la zona centro-norte del país (Coquimbo a Maule) anota el cuarto año más seco desde 1942 a la fecha, según las estadísticas que maneja #ElTiempoCHV

Esto se refleja también en la escasa nieve acumulada en la cordillera, algo que es aún más elocuente en la comparación hecha por la Dirección Meteorológica de Chile.

Una situación alarmante considerando que, según la proyección de climatología de la DMC, el trimestre agosto, septiembre y octubre debiera mantener la tendencia seca del último tiempo en el centro-norte del país.

 

 

 

 

Tags:

Deja tu comentario