{"multiple":false,"video":{"key":"csmteK4myUXwchvn37510","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Una especie de “toque de queda” es lo que busca impulsar el alcalde de Quilpué, Mauricio Viñambres, para los menores de 14 años.

La ordenanza municipal pretende que los niños no puedan deambular por las calles entre la 1:00 y 5:00 de la madrugada. En caso de aprobarse, sería la primera comuna del país en implementar una medida de estas características.

El proyecto permitiría que personal de Carabineros retenga a los menores de edad que sean sorprendidos a esa hora en la calle, verifique su domicilio y luego lo lleve a su casa.

En conversación con “La Mañana”, el alcalde aclaró que no le gusta llamar “toque de queda” a esta medida, sin embargo, afirmó que la considera necesaria, argumentando que los menores no tendrían por qué estar en la calle a esas horas.

“En una radio local yo planteé este tema y fue creciendo. Alguien me preguntó que, si la gente no quiere, qué hacemos. Yo no voy a imponer, son debates que hay que hacerlos, podemos terminar incluso en un plebiscito. Y le aseguro, tengo la sensación que el plebiscito lo ganaríamos”, afirmó Viñambres.

Vale recordar que esta medida no es nueva en el mundo y ya se ha implementado en países de Europa, como Islandia, donde se ha reducido la delincuencia en las calles y la deserción escolar.

Tags:

Deja tu comentario