{"multiple":false,"video":[]}

Más que una celebración, se ha transformado en un verdadero dolor de cabeza para vecinos y autoridades de Valparaíso.

Se trata del polémico carnaval de los “Mil Tambores”, que cada año se realiza en la ciudad puerto, con nefastos resultados en materia de desórdenes y basura acumulada en la ciudad patrimonio de la humanidad, de acuerdo a la experiencia en versiones anteriores.

Según el balance 2016 del evento, se recogieron 500 toneladas de basura, 60 detenidos y se cursaron 1.300 infracciones por consumo de alcohol e instalación de carpas en playas, plazas y parques.

Por estos antecedentes, además de las medidas anunciadas, como el cierre de tres playas y la prohibición de acampar, el alcalde de la comuna Jorge Sharp, confirmó que se encuentra evaluando establecer la ley seca para este fin de semana, a pedido de Carabineros de Valparaíso y la Gobernación Provincial.

Esto significa que, de ser aprobada por el municipio, este fin de semana no se podrá vender alcohol en ningún centro comercial, botillerías, supermercados y otros, tal cual como ocurre cuando se realizan elecciones en el país.

La medida podría anexarse a otra ya confirmada. Se trata del convenio establecido con Gendarmería para la apertura de 40 cupos para que personas que están privadas de libertad y cumplan ciertos requisitos de conducta, se sumen a los trabajos voluntarios de limpieza de las calles tanto en este evento, que espera recibir alrededor de 120 mil personas.

 

Tags:

Deja tu comentario