{"multiple":false,"video":{"key":"cr4X6Dp3R1cqchvn31642","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

$110 millones es la cantidad que la familia de la pequeña María Victoria debe reunir antes de este miércoles para poder comprar el marcapasos que podrá mantener con vida a la niña.

Lo que comenzó como un simple resfriado, cuando la niña tenía tres años de edad, se transformó en una verdadera pesadilla para su núcleo familiar, tras enterarse que padecía de una mielitis, inflamación de la médula espinal.

Según la neuróloga infantil, Dra. Ximena Carrasco, María Victoria “sufrió una lesión del segmento donde están las neuronas que dan las acciones al nervio frénico, que es nervio del diafragma y el principal músculo respiratorio”, lo que significa que sus posibilidades de poder ventilar o respirar sin la ayuda de un ventilador mecánico son nulas.

La historia de la niña, que se encuentra aislada en su casa, fue conocida a través de Chilevisión Noticias, quedando de manifiesto La necesidad de un marcapasos de última generación, que permita que María Victoria pueda llevar una vida un poco más normal.

Sin embargo, y acabándose el plazo para encargar el aparato médico a los Estados Unidos, la madre de la menor, Valeria Henríquez, recibió un llamado de la asistente del mismísimo Andrónico Luksic, quien donó los $30 millones restantes para cumplir con el plazo e intentar mejor la calidad de vida de María Victoria.

Tags:

Deja tu comentario