Agencia Uno

En medio de la discusión en el Congreso sobre el proyecto de convivencia escolar “Aula Segura”, el centro de padres del internado Nacional Barros Arana (INBA), realizó una fuerte declaración a través de su presidenta Lorena Ávalos, quien denunció que los alumnos son interrogados y sometidos a apremios psicológicos para que denuncien a otros alumnos involucrados en hechos de violencia a cambio de limpiar sus papeles.

“En el INBA, lamentablemente, los chicos están pasando por un periodo incriminatorio”, denunció Ávalos, quien acusó a la dirección del establecimiento por tener un comportamiento, a su juicio, similar al de la Central Nacional de Informaciones (CNI), la agencia de inteligencia de la dictadura de Augusto Pinochet en Chile entre 1977 y 1990.

Según detalló Avalos, los alumnos conviven “con Fuerzas Especiales, tenemos siete a ocho carros diariamente y lo que la dirección ha hecho ha sido (actuar como una) verdadera CNI, en lo cual toman a los chiquillos y entre cuatro a cinco los empiezan a interrogar. ‘Si tú me entregas a tres, te limpio los papeles’, les dicen”.

Según informó radio Cooperativa, los incidentes registrados al interior del recinto en las últimas semanas fueron aprovechados por las autoridades para insistir en la necesidad del proyecto de Ley de Aula Segura, el que fue aprobado este lunes con 110 votos a favor, 26 en contra y 3 abstenciones.

Tags:

Deja tu comentario