YOUTUBE
{"multiple":false,"video":[]}

Varios sueñan con tener un auto deportivo y la marca que primero se viene a la cabeza al pensar en un vehículo de alta gama siempre es Ferrari.

Sin embargo, para contar con uno de estos modelitos italianos en el estacionamiento de su casa, es necesario contar con un ingreso que permita costear este vehículo. Este es el caso de un ejecutivo chino, que cumplió su sueño y, como niño con juguete nuevo, iba a todas partes en su automóvil de lujo, incluso lo usaba para ir a dejar a su hija al colegio.

Sin embargo, el afortunado hombre, no contaba con que su “joyita” estaba generando comentarios negativos y preocupación en la comunidad escolar porque, el ostentoso móvil, podía “estropear el espíritu de compañerismo y la unidad entre los estudiantes”, según informó la cadena de noticias RT.

“No es correcto. No debe presumir, no importa lo rico que sea”, escribió uno de ellos en un grupo de Whatsapp hecho especialmente para discutir este tema.

“Si es solo para dejar al niño en la escuela, ¿no puede usar un coche normal?”, dijo otro apoderado, agregando que “de todos modos, dinero no le falta”.

Por su parte, el dueño del Ferrari se negó a hacerlo, argumentando que había trabajado duro para dar a su hijo lo mejor. “Si [ver a otros] conducir un coche deportivo hiere sus sentimientos, sus hijos son demasiado sensibles”, respondió el ejecutivo.

Tags:

Deja tu comentario