{"multiple":false,"video":[]}

“Capitán”, el perro que visitó durante 10 años la tumba de su dueño en Córdoba, murió en el baño del cementerio, debido a su vejez y una larga enfermedad, según informó la prensa argentina.

La historia de fidelidad de este animal se hizo conocida gracias a la familia del fallecido. Según relataron, este animal vivió durante años con Miguel Guzmán, su dueño, quien murió en marzo de 2006.

Un año después, “Capitán” logró encontrar la tumba de su dueño y se encargó de visitarlo diariamente. Los familiares, que lo habían dado por perdido, lo encontraron instalado en la sepultura cuando fueron a dejar flores al fallecido.

Según los funcionarios del cementerio, todos los días seguía el mismo el mismo ritual: cerca de las 18:00 horas llegaba para recostarse al lado de su amo.

“Este perro nos da una lección. Creo que los humanos tendríamos que apreciar más los recuerdos de los que se nos van. Los animales nos enseñan tanta fidelidad”, señaló Héctor Baccega, director del cementerio municipal de Villa Carlos Paz.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la salud de “Capitán” fue empeorando, debido a una insuficiencia renal, la pérdida de parte de la visión, y un caminar lento, cansado. Pese a ello, visitó a su dueño hasta el último de sus días.

Tags:

Deja tu comentario