{"multiple":false,"video":{"key":"crJBKcgZXtN4chvn33625","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El Seremi de Salud Metropolitana fiscalizó la composición de los útiles escolares en varios puntos del Barrio Meiggs, previo al inicio del año escolar 2018.

Al respecto las autoridades informaron que “comenzamos a fiscalizar desde el 1 de enero para revisar principalmente que no haya sustancias químicas, en especial tolueno, plomo y regular la venta de silicona líquida”.

“En esos productos está enfocada la revisión, hemos hecho 60 fiscalizaciones, tenemos cuatro sumarios y la principal causa es porque no cuentan con los certificados químicos de calidad adecuados”, explicó Carlos Aranda, Seremi de Salud de la Región Metropolitana.

Informó que todos los útiles deben tener un certificado que determine la cantidad de productos químicos que contienen y si estos exceden la norma no pueden ser comercializados.

Recomendó que la silicona líquida, que es la que más problemas de salud genera, se mantenga separada de los útiles escolares pues no está permitida para menores de edad.

Tags:

Deja tu comentario