La Fiscalía de O’Higgins confirmó que el bus de la empresa Línea Azul que el pasado lunes se volcó en la Ruta 5 Sur, en la comuna de Mostazal, circulaba con la patente de otra máquina de la misma compañía, dado que la placa que le correspondía había sido cancelada y figuraba con prohibición de circular en el Registro del Ministerio de Transportes.

El fiscal (s) Javier von Bischoffshausen afirmó que la adulteración se corroboró luego de analizar el “número de chasís con la placa patente, que no correspondían y, además, era de un bus de la misma línea que fue dado de baja y que está físicamente en los talleres de Chillán”.

Además de estas irregularidades, la fiscalía está investigando la eventual falsificación de la revisión técnica y otros documentos del bus accidentado.

Conductor con arresto domiciliario

Aedo Recabal, el conductor de la máquina, fue formalizado este miércoles por cuasidelito de homicidio, lesiones graves, menos graves y leves, además de conducir un vehículo con patente adulterada, razón por la que quedó con arresto domiciliario total y arraigo nacional durante los 200 días de investigación.

Igualmente, el Juzgado de Garantía de Graneros estableció la prohibición de que el conductor se comunique o tome contacto con los directivos de Línea Azul.

Según publicó El Mercurio, una persona ligada a la empresa fue detenida la noche de este miércoles.

Gobierno suspende permisos

En tanto, la seremi de Transportes del Ñuble, Bárbara Kopplin, confirmó a BioBioChile que el gobierno decidió cancelar los permisos de operatividad para todos los buses de la empresa Línea Azul.

La autoridad ya habría iniciado el trámite administrativo en la región del Maule, donde están inscritos la mayoría de los buses de la empresa.

Por su parte, una vez que reciba la notificación, Línea Azul tiene cinco días para presentar sus descargos.

Tags:

Deja tu comentario