{"multiple":false,"video":[]}

Si hablamos de picadas, sin duda “Los Canallas” es un referente que ha transcendido épocas y a generaciones de clientes en Santiago y que aún, a pesar de vivir en democracia, mantienen la vieja costumbre de dar una “contra y seña” (canalla llamando a canalla) al momento de entrar.

Una costumbre que deberá seguir ejerciéndose, pero en otro lugar, ya que, según publicó LUN, el mítico restorán que animó las noches de toque de queda durante la dictadura de Augusto Pinochet, deberá cambiar de domicilio debido al progreso.

La actual picada, ubicada en calle Tarapacá 810, deberá buscar un nuevo espacio donde ofrecer a sus clientes su clásico plato de papas cocidas con pernil, luego que se anunciara que el inmueble que hoy ocupa será demolido, para construir allí un moderno edificio.

Al respecto, el dueño de “Los Canallas”, Víctor Painemal de 84 años, señaló que han buscado una nueva dirección en las cercanías del barrio San Diego, sin éxito hasta ahora.

“Lo único que hemos visto son unos negocios muy pequeños. Necesitamos un lugar apto para unas 200 personas ojalá. Ya vimos todo lo que hay entre 10 de Julio y Avenida Matta”, dijo el dueño del local que ya cuenta con 40 años de historia, según consignó Emol.

Tags:

Deja tu comentario