{"multiple":false,"video":{"key":"csd6YnR45G2ichvn36322","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Hasta la parroquia San francisco de Borja, ubicada atrás del monumento a Carabineros en plena Alameda en Santiago, llegaron los restos mortales del cabo primero de Carabineros Oscar Galindo, quien fue asesinado el jueves en La Pintana por un menor de 17 años.

Hasta el lugar, además de su viuda, cuñada y familiares del uniformado fallecido, también llegaron diversas autoridades, encabezadas por el presidente de la república, Sebastián Piñera y el general director de Carabineros, Hermes Soto.

El responso, que tuvo una duración aproximada de 20 minutos, estuvo a cargo del capellán de Carabineros Eduardo Heredia, una emotiva despedida previa a los funerales del policía, los que se realizarán en su natal Cañete, situada en la provincia de Arauco en la Región del Bio Bio.

Respecto a este caso que ha calado hondo en la ciudadanía, el presidente Piñera señaló que “vamos a perseguir sin tregua, sin cuartel, a estas bandas de narcotraficantes armados que matan a nuestros carabineros y aterrorizan a la población”, agregando que “la triste muerte del cabo Oscar Galindo no sea una muerte que quede impune, sino que sea un antes y un después”, en el combate a la delincuencia y el narcotráfico.

En tanto, el general director de Carabineros, Hermes Soto, explicó que “ya hay tres personas involucradas en la comisión del delito, están a disposición del tribunal, hoy día se realiza la audiencia y espero que los resultados sean lo que todos los chilenos esperan”.

Además de los familiares del carabinero muerto, asistieron al responso alcaldes subsecretarios y familiares de carabineros que han muerto en oportunidades anteriores a manos de delincuentes, portando carteles con la consigna “no más”.

 

Tags:

Deja tu comentario