{"multiple":false,"video":{"key":"crREXKoYtYQqchvn34715","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Durante la mañana de este domingo fueron sepultados los restos de los capitanes de bandada de la FACH fallecidos el pasado jueves en un accidente aéreo en la Base Aérea de El Bosque mientras practicaban las maniobras previo a su presentación en la FIDAE 2018.

Ambos pilotos tuvieron una emotiva despedida por parte de sus familiares y camaradas de la Fuerza Aérea. Rodrigo Valenzuela Ramírez fue llevado hasta el Cementerio Metropolitano, mientras que Rubén Aguilera Guzmán fue cremado y posteriormente trasladado hasta el Parque El Recuerdo.

Hasta ambas ceremonias llegaron el Comandante en Jefe de la FACH, Jorge Robles, y el ministro de Defensa, Alberto Espina. En tal ocasión, Robles esclareció que se mantiene una investigación interna para esclarecer las causas del fatal accidente, considerando que ambos pilotos tenían una brillante carrera y vasta experiencia.

“Ellos merecen nuestro respeto, son dos grandes héroes que nos dejan lamentablemente”, es parte de lo que declaró el Comandante en Jefe de la FACH.

Actualmente se mantienen dos investigaciones, una interna dentro de la institución y otra a manos de la Brigada de Homicidios de la PDI. Asimismo, el ministro de Defensa señaló que se podrían descartar causas mecánicas de la nave, ya que habría estado en buen estado según su última revisión.

 

 

Tags:

Deja tu comentario