El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) dio a conocer que el cabo segundo de la Subcomisaría de Los Vilos, César Melo Rifo, fue arrestado por 15 días luego de que denunciara supuestos insultos homofóbicos por parte del capitán de Carabineros, Felipe Soto Gaillard.

De acuerdo a Óscar Rementería, vocero de la agrupación, la investigación “fue realizada por funcionarios de la misma unidad del acusado” y que “el afectado fue avisado el 30 diciembre de la determinación, es decir 13 días después de haberse vencido el plazo para que él pudiese apelar”.

De acuerdo al relato que compartió César Melo, el capitán Soto lo llamó a principios de 2019 a una reunión para que le dijera si era o no homosexual, lo que él confirmó.

Ya en marzo del mismo año “encontrándose mi pareja en el servicio policial fui insultado por el señor Soto Gaillard quien me manifestó delante del público y con mi pareja presente que los maricones le traen mala suerte a la unidad”.

Lee también: Lago Peñuelas estaría llegando a un “mínimo extremo” de agua y podría secarse definitivamente

Después presenté un reclamo ante Carabineros, los cuáles no me dieron respuesta y no siendo escuchado por los altos mandos”, agregó el César Melo.

Ante la consulta, el funcionario de la institución contó que su superior le habría dicho “los maricones traen mala suerte” y que “en Carabineros no debe haber gay”.

Tras esto, realizó la denuncia en la plataforma de reclamos y sugerencias de Carabineros. Luego, entregó declaraciones en la Fiscalía Administrativa de Carabineros, instancia en la que le consultaron si se saltó o no el conducto regular para realizar su denuncia.

El 5 de diciembre, el Movilh informó públicamente los hechos, dando inicio a una investigación. Siete días más tarde, el 12 de diciembre, el investigador de la Cuarta Comisaría de Illapel, Carlos Tomasoni, concluyó que los “hechos denunciados carecen de sustento alguno” y que “debió de forma inmediata denunciar lo ocurrido a los tribunales de justicia competentes y haber dado cuenta a su mando superior, situación que no realizó”.

Lee también: El Estado deberá indemnizar al padre de Antonia Garros por negligencia de Carabineros

En vez de eso, continuó,  dejó “el presente reclamo con mucha posterioridad a lo supuestamente ocurrido, luego de que el capitán Felipe Soto Gaillard lo sancionara por abuso de autoridad y lo denunciara a la Fiscalía Militar Letrada de la Serena por ofensas a un superior“.

Por su parte, Rementería apuntó que “es repudiable como para librarse de acusaciones, la policía distorsiona la realidad y, en este caso, llega incluso a decir que el afectado debió denunciar los abusos en tribunales, cuando inicialmente prefirió el conducto regular, el mismo que se le achaca no cumplió”.

Finalmente, el vocero del Movilh añadió que “como Carabineros es tierra de nadie, y no hay posibilidad de investigaciones justas en su interior, solo podemos advertir que estaremos muy atentos a la situación de Melo Rifo, de manera que estos abusos no vuelvan a repetirse y de asesorar, en que caso de que ocurran, la presentación inmediata de acciones ante tribunales, sin acceder al alto mando o a la institución de manera previa, como ocurrió ahora”.

Tags:

Deja tu comentario