{"multiple":false,"video":{"key":"cr8Zi4t2LVt0chvn32187","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Trabajaba en el concurrido mall Costanera Center. Era un taxista amable, que siempre conversaba con sus pasajeros. Una estrategia para disimular cómo desde el comando del alza vidrios de su puerta, comenzaba a aumentar la tarifa de su taxímetro, sin que los pasajeros percibieran el hecho.

Se trata de Javier Briones, quien fue detenido por Carabineros tras una fiscalización que comprobó que el aparato manifestaba una evidente adulteración, con el fin de cobrar más dineros por trayectos cortos.

Es así como el inescrupuloso cobraba 30 mil pesos por un viaje que no superaba los 3 mil, desde el centro comercial mencionado hasta calle Seminario, en la comuna de Providencia. Una estafa a todas luces que se suma a la cifra de denuncias por taxímetros adulterados que durante 2017 se cuadruplicaron.

El caso del taxista, que quedó en evidencia tras una investigación de “La Mañana de Chilevisión”, donde se le ve en imágenes cobrando más de 24 mil pesos por un viaje a una ciudadana extranjera, a quien además intenta estafar con el conocido método del “cambiazo”.

“Cuando vio a Carabineros él apagó todo”, señala una pasajera de nacionalidad extranjera, quien relató los instantes cuando la policía uniformada fiscalizó al inescrupuloso conductor.

Finalmente, Briones fue trasladado junto a su auto hasta una unidad policial, junto a los $600.000 que portaba entre sus ropas. El chofer quedó citado a la Fiscalía, acusado del delito de estafa.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Transportes, en 2016 se registraron 48 taxímetros adulterados, mientras que este año la cifra aumentó a 201 casos, un aumento de un 400%.

Tags:

Deja tu comentario