{"multiple":false,"video":[]}

El incendio en Santa Olga fue un hecho que dejó huellas imborrables, llegando a catalogarse como un siniestro a nivel histórico en nuestro país, donde muchos perdieron sus casas y fuentes de trabajo.

Pero una grave acusación se dio a lugar, luego que detectaran 78 casos de falsos damnificados. Vecinos denunciaron que hubo gente que recibió los bonos y que ni siquiera vivían en el sector.

Entre ellos figuraba un matrimonio conformado por dos carabineros: Carolina Villanueva y Radomiro Navarrete. Ambos destinados a Padre Las Casas, en la región de la Araucanía.

Según el informe de la PDI, el matrimonio argumentó que la casa en Santa Olga era de su suegra y que el bono iba destinado a ella, y que no revisaron los datos por lo que el dinero llegaba a ellos.

Carabineros, al ser consultados, dijo que se trata de “una acción relativa al ámbito privado de las personas y se está realizando una investigación administrativa”. Mientras la PDI espera que se realicen las acciones judiciales pertinentes.

 

Tags:

Deja tu comentario