{"multiple":false,"video":[]}

El paso del huracán Ophelia en las costas de Irlanda e Inglaterra, dejó varios registro de inusuales fenómenos naturales, entre ellos, el de una cascada que invirtió su afluente debido a la fuerza del viento.

La cascada ubicada en la costa norponiente en la región de Cumbria, Inglaterra, llamó la atención por su afluente que se invirtió de manera prácticamente imposible, llamando la atención de los medios locales.

Según señaló el medio Atlas Obscura, este fenómeno se produjo gracias a los vientos superiores a los 119 kilómetros por hora.

El huracán Ophelia, el cual tuvo una categoría de tormenta tropical, dejó también el cielo de un color rojizo, debido al levantamiento de una impresionante cantidad de polvo sahariano.

 

Tags:

Deja tu comentario