{"multiple":false,"video":[]}

Tras el dictamen en juicio abreviado que dirimió las penalidades para los controladores del grupo Penta, acusados del financiamiento ilegal de la política chilena, llamó la atención un particular punto, que obliga a los involucrados a someterse a “clases de ética”.

Será así entonces como Carlos Délano y Carlos Lavín, además del pago de una multa y contar con libertad vigilada, deberán tomar estas lecciones que, básicamente, pretenden interiorizar a estas personas en materias como codicia y honra familiar, según detalló una publicación del diario La Hora.

Según detalló el mismo medio, el próximo miércoles 18 de julio, Délano y Lavín deberán dirigirse hasta el Centro de Reinserción Social de Santiago Oriente, donde personal de Gendarmería serán los encargados de entregar los detalles del plan de intervención con las exigencias de dichas clases de ética.

Según contaron expertos en la materia, estas clases se asemejarán a una dictada en una casa de estudios superiores, poniendo énfasis en lo teórico y lo práctico, como por ejemplo pensar en las consecuencias de una acción cuyo marco legal es difuso, a pesar de las recomendaciones de los abogados asesores.

Tags:

Deja tu comentario