{"multiple":false,"video":[]}

Los países del Grupo de Lima desconocieron hoy los resultados de las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Venezuela por no cumplir con los “estándares internacionales”, y decidieron “reducir el nivel de sus relaciones diplomáticas” con ese país.

El pronunciamiento, difundido en Lima por la Cancillería peruana, fue suscrito por los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Tras conocerse que Maduro ganó unos comicios celebrados con un alto nivel de ausentismo, los países del Grupo anunciaron que “no reconocen la legitimidad”, porque no se cumplió “con los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente”.

En ese sentido, señalaron que “llamarán a consultas a los embajadores en Caracas y convocarán a los embajadores de Venezuela para expresar” su protesta y presentarán ante el 48 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) una nueva resolución sobre Venezuela.

El Grupo de Lima también reiteró “su preocupación por la profundización de la crisis política, económica, social y humanitaria que ha deteriorado la vida en Venezuela” que, según dijeron, “se ve reflejada en la migración masiva de venezolanos”.

Además, deploró “la grave situación humanitaria en Venezuela” y dijo que convocará a otra reunión de alto nivel para coordinar acciones en materia de salud pública y fortalecer la cooperación para atender la emergencia epidemiológica.

El Grupo informó que, con el objetivo de “contribuir a preservar las atribuciones de la Asamblea Nacional”, solicitará que cada país emita y actualice circulares o boletines nacionales “que transmitan al sector financiero y bancario el riesgo en el que podrían incurrir si realizan operaciones con el gobierno de Venezuela que no cuenten con el aval de la Asamblea Nacional.

Además, decidió coordinar acciones para que los organismos financieros internacionales procuren no otorgar préstamos al Gobierno de Venezuela, “por la naturaleza inconstitucional de adquirir deuda sin el aval de su Asamblea Nacional, excepto cuando el financiamiento sea utilizado en acciones de ayuda humanitaria”.

 

Tags:

Deja tu comentario