Más de 1.100 cerdos murieron calcinados luego de que se incendiara la bodega en la que se encontraban encerrados.

Se trata de ejemplares de entre 1 y 3 meses de edad que pesaban poco más de 20 kilos y eran parte del plantel porcino de la empresa Yanine.

El hecho ocurrió durante la madrugada de este miércoles 18 de septiembre en las cercanías de la comuna de Bulnes, en una inmediación ubicada en el camino viejo a Chillán Viejo.

Lee también: 10 personas quedaron atrapadas en juego mecánico en fondas de Rancagua

Producto del incendio, del que aún se desconocen causas, se movilizaron 50 voluntarios en cinco unidades del Cuerpo de Bomberos de Bulnes, quienes lograron controlar la emergencia después de un arduo trabajo.

La seremi de Salud en la región de Ñuble, Marta Bravo, acudió hasta el lugar siniestrado, acompañada del gobernador subrogante, Roger Cisterna y el alcalde de la comuna, Jorge Hidalgo.

Además, junto a un equipo de fiscalizadores constataron lo ocurrido para evitar una afectación sanitaria durante estas fiestas patrias.

Tags:

Deja tu comentario