{"multiple":false,"video":{"key":"crMjsrzdxSoIchvn33969","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, enviado a Chile por el Papa para indagar sobre un obispo acusado de encubrir abusos sexuales, se reunió con un grupo de presuntas víctimas de los hermanos maristas en colegios de esa congregación.

El encuentro fue la respuesta de Scicluna a una carta que estas víctimas le hicieron llegar la semana pasada y se concretó debido a que el prelado prolongó su estancia en Chile por una operación de vesícula a la que fue sometido.

El objetivo principal de su viaje, que era escuchar a víctimas que acusan al obispo de Osorno, Juan Barros, de encubrir los abusos cometidos hace años por el párroco Fernando Karadima, se cumplió el pasado fin de semana y Scicluna aguarda ahora el alta médica definitiva para regresar a Roma.

Entre quienes fueron recibidos este martes por Charles Scicluna estuvo Isaac Givovich, yerno del político Joaquín Lavín, excandidato presidencial y actual alcalde del municipio santiaguino de Las Condes, quien denuncia haber sido abusado por maristas de niño en el colegio Alonso de Ercilla.

“Hemos sido escuchados por el obispo de Malta. Nos llevamos el compromiso de él, que es lo que más nos importa, de transmitir a la Santa Sede, que los hermanos maristas no puedan ser juez y parte en el proceso”, dijo.

El caso de los maristas, que según las denuncias se arrastra desde hace décadas, se hizo público el pasado enero y la desconfianza de los denunciantes radica en que la Iglesia chilena designó como investigador a un miembro de la misma orden.  EFE

Tags:

Deja tu comentario