{"multiple":false,"video":{"key":"cr9eDoZlB6Yqchvn32199","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Este martes, la PDI detuvo a un hombre de nacionalidad chilena que regresaba al país en calidad de deportado, tras ser expulsado desde Alemania por cumplir dos tercios de su condena por el robo de un auto de lujo.

Cuando recién pisaba suelo nacional, este sujeto, identificado como Paolo Arenas Peñaloza, fue acusado por una ciudadana argentina de robar un celular mientras descendía del avión en el Aeropuerto de Santiago.

La mujer aseguró que sospechaba de este hombre, dado que venía detrás de ella al bajar del avión. Debido a esta denuncia, se procedió a revisar las pertenencias del acusado y se encontró el teléfono en cuestión entre su ropa.

Tras confesar el delito, el deportado fue detenido de manera flagrante. Además, se comprobó que tenía una orden de detención vigente por el delito de robo en lugar no habitado.

Luego, la madre del imputado, Ada Peñaloza, fue detenida tras ir a ver a su hijo, debido a que mantenía una orden de detención pendiente por el delito de estafa. Ambos serán formalizados durante este miércoles. 

Tags:

Deja tu comentario