{"multiple":false,"video":{"key":"czkD01lMmI5","duration":"00:11:31","type":"video","download":""}}

Si bien por calendarización los estudiantes de las distintas universidades del país debieran estar preparando sus pruebas y exámenes finales, las masivas manifestaciones que estallaron el 18 de octubre pasado han cambiado el panorama.

Sin embargo, los establecimientos deben cerrar el año escolar o universitario de todas formas.

“El volver a clases depende de que el Gobierno y las distintas autoridades del país den su brazo a torcer“, dijo al respecto la presidenta de la FECH, Emilia Schneider.

Por su parte, Belén Larrondo, presidenta de la FEUC, señaló que “la salida de clases nunca había estado así, hay una estructura súper determinada de lo que es este semestre, pero también la universidad se ha tenido que hacer cargo“.

En ese sentido, el vicerrector académico de la USACH, Juan Carlos Retamal, aseguró que dicho establecimiento entrega facilidades y flexibilidad para abordar el año académico en panoramas como el actual.

Pero de todas formas algunos establecimientos han barajado fechas de cierre cercanas a la quincena de enero, e incluso marzo de 2020. Claro está que esto dependerá del curso de las manifestaciones en el país.

Por otro lado, los escolares también deberán enfrentar escenarios de cierre de año académico especial, que en estas condiciones podría ser anticipado.

Ejemplo de ello son los establecimientos municipales, pues algunos alcaldes ya estudian el cierre del año escolar de manera anticipada.

En la Región Metropolitana ya se anunció que todos los colegios vuelven a sus clases este lunes 4 de noviembre, ya sea colegio municipal, particular subvencionado o privado.

A este ánimo de retorno a la normalidad se suma la flexibilidad de los colegios para el horario de ingreso de los escolares, dada la complejidad de algunos sectores de la región para transportarse.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, afirmó que “cuando esto comience a encauzarse, lo más probable es que haya que recalendarizar el año escolar, pero no en el sentido de seguirlo prolongando porque no hay espacio, sino que va a tener que acortarse“.

De esta forma, este lunes 4 de noviembre será un día clave para que las autoridades de cada establecimiento conozca su realidad y analice cómo abordará el cierre del año académico.

Tags:

Deja tu comentario