{"multiple":false,"video":{"key":"crYiDfVrGCuMchvn35592","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El Colegio de Matronas de Chile presentó una querella por el ejercicio ilegal de la profesión en contra de una mujer que habría puesto en riesgo la vida de la madre y de su hijo, tras ofrecerle realizar el parto en su casa en la comuna de Conchalí.

La iniciativa legal fue anunciada por la presidenta nacional del Colegio de Matronas de Chile, Anita Román, quien explicó los peligros que este tipo de practica puede conllevar.

“La persona con la que hizo el trato y en la que confió esta señora, se arrancó. Por lo tanto, no podemos permitir como colegio que la población se siga arriesgando con personas que no tienen la competencia, los conocimientos y la legalidad para asistir partos en Chile”, dijo.

La denuncia fue hecha por una matrona recién egresada, quien al ver que nadie atendía a la mujer, decidió llevarla hasta el Hospital de Florida, luego que la matrona que ofrecía el servicio a domicilio decidiera, en último minuto, desistir de su participación en el parto.

Los protocolos que establece el Ministerio de Salud para los partos en el país señalan que debe ser institucionalizado y que debería estar cerca de un pabellón, además de la asistencia de un profesional competente, medidas que asegurar la sobrevivencia de los recién nacidos.

“Los partos en casa tienen un riesgo alto. La mujer puede decidir tener un parto en su casa, pero la matrona o matrón o el médico que asiste un parto en una casa está haciendo un acto de negligencia, porque sabe que hay riesgos”, señaló Anita Román.

Sin embargo, madres como Nahiomi Gálvez, rechazó la postura del Colegio de Matronas, tras haber tenido a dos de sus hijos en su hogar. Según cuenta, “cerrarse como colegio a esta realidad es taparse los ojos y deja a las mujeres sin una asistencia profesional y no viendo su propia voluntad”, dijo, criticando al mismo tiempo a la mujer que dejó abandonada a la embarazada en Conchalí.

Tags:

Deja tu comentario