{"multiple":false,"video":[]}

A través de una declaración pública, el Colegio Médico criticó las declaraciones del senador Alejandro Navarro en relación a las vacunas con timerosal y su asociación con el autismo en los niños.

Haciendo alusión a al menos seis argumentos, el gremio señaló que “la evidencia científica internacional descarta esta asociación en forma categórica. En nuestro país el año 2015 se encargó una exhaustiva revisión de la información publicada sobre el tema a una entidad independiente y muy respetable, la Academia Chilena de Medicina, la que con ayuda de un grupo de expertos concluyó que no había evidencia de asociación. Lamentablemente, la causa del autismo sigue sin conocerse”.

Además, los médicos aclaran que “las vacunas con timerosal se usan en casi toda América Latina y en muchos otros países del mundo, otorgando protección contra enfermedades letales y secuelantes en la población infantil con grandes beneficios e impacto en salud pública que son innegables”.

Por otra parte, sostienen que “este tipo de afirmaciones públicas contribuye a que grupos de padres se inseguricen respecto al uso de vacunas y desconfíen de nuestro Programa de Inmunizaciones del Minsal. Las consecuencias de estos movimientos en otros países han sido gravísimas, pues han llevado a que los padres dejen de vacunar a sus hijos, provocándoles infecciones y muertes no solo en los propios niños sino en personas de su entorno”.

Nuestro país puede estar orgulloso de los logros de las vacunas al haber erradicado la viruela, la poliomielitis, o a encontrarse libre de sarampión circulante, difteria, tétanos del recién nacido y controlar agentes tan agresivos como aquellos que producen meningitis en la edad pediátrica (Haemophilus influenza tipo b, neumococo, meningococo), lo cual nos ha permitido evitar miles de muertes anuales en nuestros niños”, agrega el comunicado.

Tags:

Deja tu comentario