{"multiple":false,"video":{"key":"cskE4bVs6Ydwchvn37286","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Algo tan simple como el piso resbaladizo por lluvia o un descuido pueden provocar un accidente laboral o en la casa que justo en esta época tienen un notorio aumento.

Por ejemplo un nueve por ciento de estos se genera en las escaleras por el apuro de las personas y sin utilizar los pasamanos mientras que los accidentes por comportamientos imprudentes de las personas alcanza un 21%.

Cifras que de acuerdo a Andrés Herrero, gerente de seguridad y salud ocupacional de la Asociación Chilena de Seguridad, “han ido bajando los accidentes en faenas de trabajo, pero tenemos una tarea pendiente. No hemos sido capaces de atender a los ocurridos en el trayecto”.

Otros peligros están en la misma casa, donde el gran protagonista son los niños quemados, ya sea por agua hirviendo, estufas o el fuego de la cocina.

Deja tu comentario