{"multiple":false,"video":{"key":"bGmyPU","duration":"00:13:00","type":"video","download":""}}

“¿Qué culpa tienen Los Beatles?”, se preguntaban varios argentinos en 1982 cuando, por una solicitud del gobierno en medio de la guerra de las Malvinas, se prohibió la reproducción de música inglesa en las radios.

No al mismo nivel, pero la música también se vio afectada en el Chile de la transición cuando Pinochet fue detenido en Londres, en octubre de 1998. Y así lo sufrieron varios fanáticos de la música.

Durante los meses que permaneció en Inglaterra, fueron tres emblemáticas bandas inglesas las que no pudieron pisar suelo chileno producto del conflicto diplomático.

Te puede interesar: “Ingleses piratas, devuélvanos al Tata”: 5 inolvidables protestas pinochetistas de 1998

Los primeros que tuvieron que restarse de la cartelera de espectáculos fue Iron Maiden, quienes se encontraban presentando su álbum “Virtual XI”, con Blaze Bayley reemplazando a Bruce Dickinson en la voz.

Debido a la tensa relación diplomática entre Chile e Inglaterra, la banda de Steve Harris se bajó del festival Monsters of Rock -que incluía en su cartel a Helloween y Slayer– apenas cinco días antes de su realización (10 de diciembre de 1998), siendo reemplazada por Anthrax.

De igual forma, Jamiroquai -agrupación que había visitado nuestro país en 1997- decidió no hacer una escala en Santiago de su Syncronyzed Tour en agosto de 1999.

Finalmente, los que estuvieron a muy poco de concretar su debut en Chile fue Blur, cuarteto británico que planeaba mostrar su experimental disco “13” el 25 de noviembre en el Teatro Monumental (hoy Caupolicán).

Te puede interesar: #Pinochet98: El podcast de la detención en Londres

Tres semanas antes del show, se informó que su show fue cancelado por la misma razón que frenó los planes de los otros grupos: por una advertencia de la embajada inglesa, con el fin de evitar posibles represalias contra los músicos por parte de los adherentes de Pinochet.

“Fue su agencia la que tomó la decisión de no venir, a raíz de la advertencia”, aseguraron desde DG Medios a El Mercurio, productora que confiaba en que los autores de “Girls and Boys” y “Song 2” llenarían el Monumental, “porque es una banda de gran prestigio, nunca ha venido a Chile y sus primeros discos han vendido muchísimo”.

Para EMI, sello a cargo del catálogo de Blur, la decisión frustró todos sus planes. “Estábamos trabajando a un 100% en su venida. (…) Incluso ellos dieron entrevistas hace poco confirmando su venida y no nos parece que haya sucedido nada relevante para cambiar una itinerario que se mantenía, hace una semana, inalterable”, declaró al citado medio Cristián Rodríguez, ejecutivo de la compañía inglesa.

El propio líder de Blur, Damon Albarn, confirmó lo sucedido horas antes de su show de en Buenos Aires.

Te puede interesar: “We want justice”: La catarsis de las víctimas de Pinochet tras su captura en Londres

“Teníamos muchas ganas de visitar Chile, pero recibimos una indicación del Foreign Office para no visitar ese país”, dijo el cantante, quien no dejó espacio a dudas sobre la decisión tomada: “No nos obligaron, pero entre una indicación y una obligación no hay mucha diferencia”.

Los fanáticos locales pudieron desahogarse tiempo después, y en más de una ocasión: Iron Maiden ha tocado en Chile en 7 ocasiones desde ese momento, así como también Jamiroquai y Blur realizaron varias visitas en la última década (4 y 2 conciertos, respectivamente).

Tags:

Deja tu comentario